Buscar este blog

¡Te mantenemos informado de las nuevas publicaciones!

Entrada destacada

ARTÍCULOS RECOMENDADOS: pincha aquí para acceder.

Bienvenid@ Una selección mejores artículos del blog MUNDODELAEMPRESA Empresas: LA CRISIS DE DIA...

domingo, 17 de abril de 2011

GESTIÓN: Las moralejas de los libros de management

La verdad es que estos libros hacen reflexionar, especialmente sobre la forma de afrontar los problemas y de gestionar una empresa o proyecto.

"Quién se ha llevado mi queso"


Moraleja: aunque en la vida (personal o empresarial) existan obstáculos, hay que adaptarse al cambio en cada momento y buscar soluciones. Lo peor que se puede hacer ante cambios es quedarse quietos y esperar que todo se solucione solo.

Resumen del libro: en un laberinto en el que viven 2 ratones y 2 liliputienses (Hem y Haw), para poder sobrevivir deben encontrar el queso repartido por todo el laberinto. Un día encuentran un depósito lleno de queso, pero al comerlo sin medida éste se acaba. Ante el cambio los ratones actúan inteligentemente poniéndose a buscar más queso por todo el laberinto, mientras que los liliputienses no aceptan el cambio y deciden quedarse quietos y esperar a que el queso vuelva a aparecer. Al pasar el tiempo se van debilitando, y Haw finalmente decide salir en busca de queso. A medida que busca el queso, Haw va escribiendo frases sobre las reflexiones que ha podido hacer con todo este aprendizaje. Finalmente los ratones han sido los primeros en encontrar otro depósito repleto de queso (puesto que no se han quedado quietos ante el cambio), y Haw también lo acaba encontrando al ponerse a buscarlo.

1) Change Happens
They Keep Moving the Cheese


2) Anticipate Change
Get Ready for the Cheese to Move
3) Monitor Change
Smell the Cheese Often So You Know When It Is Getting Old
 
4) Adapt to Change Quickly
The Quicker You Let Go of Old Cheese, The Sooner You Can Enjoy New Cheese
 
5) Change
Move with the Cheese
 
6) Enjoy Change!
Savor the Adventure and the Taste of New Cheese!
7) Be Ready to Quickly Change Again and Again
They Keep Moving the Cheese

These are some real-life cheese rules.

  1. Never give your old cheese away in anticipation of finding new cheese.
  2. Never turn down cheese offered to you, even if you already have too much.
  3. Never turn down cheese offered to you just because you've never seen that kind before and have no idea what to do with it. When someone brings unfamiliar cheese to you, your response should be "I've done this many times."
  4. Don't let anyone else know you've found some cheese.
  5. Don't share your cheese.
  6. Cheese can go away at any time without notice, hence #5.
  7. Cheese can go bad at any time. When this happens, disregard #5 and go ahead and share your cheese. An added benefit of this is that it will appear as if you're finding cheese for others (Hey? isn't this what the managers are supposed to be doing?) and you'll be a hero.
  8. Do not ask for tools (e.g. software, or a computer that is at least as fast as the secretary's) that will help you bring in new cheese.
  9. Do not expect your head cheese (i.e. manager, but we wanted to use the word cheese as much as possible) to find you cheese. You are expected to find the cheese. (Just where did you think they get their overhead?)
  10. Be careful. Just because it looks like cheese and/or smells like cheese, it may not actually be cheese.1 (This reminds us of the Cheech2 and Chong3 dog         story4. If you don't know who Cheech and Chong are then go to an antique store and try to find one of their records.5 Or you could look at their website. - editor)
  11. If you run out of cheese you'll be assigned to do self-assessments until you learn not to run out of cheese.
  12. The self-assessments will take all of your time so you will not be able to look for new cheese.
  13. Did you ever think that maybe they keep moving the cheese because they don't want you to find it?
  14. And finally,
  15. Never cut the cheese (oh come on, you were thinking this yourself).

Other Cheese-Related Thoughts

  • Always activate your screen-saver when you walk away from your computer. This will prevent others from entering your office while you're out and discovering that you actually have cheese.
  • Remember, cheese spelled backwards is eseehc.


"La buena suerte"

Moraleja: a la hora de poner en marcha un negocio (o un proyecto), es cierto que las rachas de suerte existen (encontrar un buen cliente en el momento menos esperado, oportunidades de negocio, etc.), pero cuando esa racha llega, te debe coger trabajando. Es decir, en el momento en que la racha de buena suerte llega nos debe encontrar preparados y trabajando, pues si no lo estamos la desaprovecharemos.




"El libro negro del emprendedor"


Resumen: el autor Fernando Trías de Bes, basado en su propia experiencia como emprendedor y en la de otros empresarios consultados, analiza los 14 Factores Clave del Fracaso (FCF) más habituales que hacen fracasar a la mayoría de proyectos empresariales:

1) Adoptar motivos erróneos para emprender

2) No tener madera de emprendedor

3) Falta de caracter emprendedor

4) Elegir equivocadamente a los socios

5) Escoger mal a los socios

6) No pactar las condiciones económicas, organizativas y de trabajo correctamente con los socios

7) No preveer las peleas con los socios

8) Creer que una idea "genial" es la clave del éxito:
-De hecho el autor considera lo contrario: la idea es lo de menos, lo importante es la forma que se le da a esa idea. Hay muchas empresas que se dedican a lo mismo, su origen es la misma idea (fabricar zapatillas deportivas, comercializar componentes de electrónica, etc.): unas nacen y se mantienen y otras desaparecen al cabo de un tiempo. Lo que diferencia a unas de otras no es la idea, sino que es la forma en que se ha ejecutado esa idea. 
-Pero la forma de la idea no es solo la puesta en marcha de la idea, sino que es la capacidad de enmarcarla en un modelo de negocio que la haga viable. Existen muchos modelos de negocio aplicables para una misma idea, y esa idea puede ser viable o no (éxito o fracaso) dependiendo del modelo de negocio que se le aplique ("las ventas nos exclavizan y los beneficios nos realizan").
-La idea: no hay que centrarse en qué vamos a vender, sino en por qué los clientes nos van a comprar.
-Normalmente la idea es inmutable, pero la forma de la idea ha de variar a lo largo del tiempo, ser flexible e ir adaptándose a los cambios del mercado. Por ejemplo, la empresa KH Lloreda es hoy en día uno de los fabricantes líderes de detergentes, y sin embargo esta empresa nació en el sector de la joyería, pasando después a comercializar electrónica, posteriormente a la orferbrería, y para al final acabar dedicándose a los detergentes; es una empresa viva y que se ha ido adaptando a los cambios ("los resultados de hoy forman parte de las ideas de ayer, y hoy tenemos que crear ideas para que influyan en los resultados de mañana").

9) Elegir mal el sector de actividad en el que se va a desarrollar el negocio:
-Hay que elegir un sector en el que nos veamos trabajando en los próximos años, un sector que nos guste, nos encante, nos atraiga. Por ejemplo, hay emprendedores que han decidido montar un negocio de hostelería, y luego se han dado cuenta de que nos les gusta trabajar como hosteleros.
-Hay que elegir un sector del que se tenga algún tipo de conocimientos (funcionamiento habitual, márgenes, precios, etc). Si lo desconocemos, primero debemos dedicarle tiempo a conocerlo o rodearnos de personas afines a ese sector (por ejemplo, metiendo a un socio en la empresa). 
-Para no fracasar hay que aportar algo nuevo al sector de actividad en el que uno se introduce, y eso sólo puede hacerse sabiendo qué reglas se están rompiendo y no desde el desconocimiento o la ingenuidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario