¡Sigue el blog!


Encuestas y Ránkings

martes, 20 de noviembre de 2012

EMPRESAS: LA HISTORIA DE EL CORTE INGLÉS, EL LÍDER EUROPEO DE LOS GRANDES ALMACENES


1.- El Corte Inglés: liderando la distribución comercial en España

El Corte Inglés es una de las principales (e históricas) compañías de distribución comercial de España. 


Se trata de la mayor cadena de grandes almacenes de Europa y la tercera a nivel mundial, siendo tan solo superada por las estadounidenses Sears Macy´s.


El Corte Inglés viene logrando una facturación consolidada que supera los 15.000 millones de euros en los últimos años (llegando incluso a rozar los 20.000 millones a finales de la primera década de los 2000), si bien sus ventas descendieron sensiblemente a raíz de la crisis financiera del año 2008 y la reciente "crisis covid", situaciones ante las cuales la empresa ha tenido que aplicar planes de optimización y saneamiento. 


El grupo explota más de 1.700 establecimientos ubicados en una treintena de países (año 2021), si bien la compañía ha llegado a tener más de 2.000 tiendas en su época de mayor expansión. 


De sus 1.7000 establecimientos, 81 se corresponden a los grandes almacenes repartidos por España y Portugal (su principal línea de negocio, la cual le reporta más del 60% de su cifra de negocio), así más de una treintena de hipermercados y centenares de supermercados, tiendas de moda, tiendas de bricolaje y agencias de viaje entre otras actividades.


La mayor cadena de moda de España: entre 4.000 y 5.000 millones en ventas de textil

La categoría de producto cuya venta reporta una mayor cifra de negocio a la compañía es la moda, la cual viene representando entre un 35% y un 38% de sus ventas totales. 

Fuente: diario Cinco Días.

Y es que históricamente El Corte Inglés viene siendo el líder nacional en el mercado de la moda. 

Se trata de la compañía que mayores ventas de textil realiza en España (las cuales han rondado los 5.000 millones de euros anuales en años anteriores), si bien INDITEX ha logrado obtener una ligera ventaja sobre sobre El Corte Inglés en el ejercicio 2021, tras alcanzar unas ventas de 4.266 millones frente a los 4.090 millones logrados por la compañía de grandes almacenes. 


En el "top 10" de la alimentación: con una facturación cercana a los 3.000 millones

A nivel de distribución alimentaria, El Corte Inglés ocupa el 7º puesto en el ranking sectorial a nivel nacional (año 2021), ostentando una cuota de mercado superior al 2%. 


No obstante, la compañía llegó a aglutinar en su "época dorada" de expansión (antes de la implantación de los grandes grupos internacionales de distribución como Carrefour, AlcampoLIDL o ALDI, y sobre todo de la expansión imparable de Mercadona) una cuota de mercado superior al 15%. 


Líder en varios segmentos: las ventas de cada categoría de productos

Electrónica, telecomunicaciones, librería, electrodomésticos, agencias de viajes, hogar y menaje, seguros... 


El Corte Inglés engloba un enorme catálogo de productos y servicios (ofrecidos a través de los distintos departamentos de sus grandes almacenes, o bien a través de sus diferentes cadenas de tiendas específicas) aspirando a lograr una posición de liderazgo en el mercado nacional.


1) El textil es la categoría de productos que mayores ventas reporta al grupo (más del 30% del total), las cuales oscilan entre los 4.000 y 5.000 millones de euros anuales.

2) La alimentación (ofrecida a través del supermercado de El Corte Inglés, los hipermercados Hipercor y las tiendas Supercor) son la segunda categoría que mayor facturación reporta al conjunto, con cerca de 2.800 millones de euros (año 2017).

3) La comercialización de viajes es la tercera categoría de productos que mayores ventas reporta, con cerca de 2.600 millones de euros.

4) Los artículos de ocio y cultura (en torno al 14% de las ventas con más de 2.100 millones), hogar (1.500 millones), informática (más de 700 millones) y seguros (entre 200 y 300 millones cada año) son otras categorías destacadas dentro de la cifra de negocios del grupo.



La aportación de cada línea de negocio a la facturación del grupo:

a) El formato de grandes almacenes El Corte Inglés es el que mayor facturación reporta al grupo: en 2017 ésta fue de más de 11.000 millones de euros (de los casi 16.000 millones de cifra de negocio global, representando cerca de un 70% de ésta).

b) La filial de Viajes El Corte Inglés son la segunda, reportando más de 2.500 millones (en torno a un 15-16% de las ventas totales). 

c) Los hipermercados Hipercor son la tercera, reportando una facturación anual superior a los 1.000 millones de euros (5-6%).

d) Informática El Corte Inglés, con cerca de 700 millones (un 4%).

e) Supermercados Supercor reporta cerca de 650 millones (otro 4%).

f) Las tiendas de moda Sfera, con ventas cercanas a los 300 millones, representan un 2% del total.

g) Seguros El Corte Inglés: 160 millones.

h) Tiendas Bricor: 85 millones.

i) Óptica 2000: 83 millones. 

j) Y otras líneas de negocio minoritarias.


No obstante, los anteriores datos se refieren a la época pre-covid (en condiciones "normales" de mercado), y aunque la facturación del grupo y el peso de sus líneas de negocio no sean las mismas, el peso relativo de cada una de ellas se mantiene más o menos constante.

De hecho, en los últimos años El Corte Inglés ha tenido que vender algunas líneas de negocio y fusionar otras para sanear su balance.

Las anteriores líneas de negocio vienen ofreciendo rentabilidad positiva, a excepción de Bricor y alguna otra.

GRÁFICO INDICANDO VENTAS, EBITDA Y BENEFICIO FINAL (RENTABILIDAD) DE CADA LÍNEA DE NEGOCIO 


La segunda mayor tienda online de España

Con unas ventas que rondan los 1.000 millones de euros (año 2020), El Corte Inglés ha logrado consolidarse como la segunda mayor tienda online de España después de Amazon.


Los analistas más críticos afirman que en la etapa presidida por Isidoro Álvarez El Corte Inglés apostó tarde por el comercio online, si bien la empresa parece haber corregido este error invirtiendo en las últimas décadas decenas de millones para adaptar su infraestructura y llegar a convertirse en la segunda plataforma de venta online del país. 

A través de la implantación del modelo de "grandes almacenes" que su fundador Ramón Areces importó con éxito de América en la década de los años 40, el grupo ha ido creciendo desde Madrid por toda España (y buena parte del extranjero), llegando a convertirse en una de las principales empresas del país.

Sin embargo, este modelo de negocio ha tenido que adaptarse a las nuevas condiciones del mercado: el comercio online, gran competencia de las cadenas de moda y los supermercados hard-discount, cambios de hábitos...


Los rasgos de su estrategia comercial

(1) La organización de la superficie comercial por departamentos (especialización), 

(2) una amplia gama de productos y variedades, superior normalmente a la de la competencia, 

(3) una esmerada atención al cliente

(4) calidad garantizada de los productos ofrecidos, y compromiso de satisfacción,


(5) prestación de servicios adicionales para el cliente (asesoramiento en la compra, servicio postventa, parking, servicio de empaquetado, reparto a domicilio, reserva de producto, pago fraccionado con tarjeta y financiación...), 

(6) una cuidada imagen 

y (7) la búsqueda de la fidelización del cliente,


son algunas señas de identidad de la política comercial que la empresa ha venido aplicando desde su creación, especialmente paras su modelo de "grandes almacenes". 


No obstante, el resto de líneas de negocio (hipermercados, tiendas, agencias...) también comparten la mayoría de estas señas de identidad típicas de la casa.


"Si no queda satisfecho le devolvemos su dinero" 

Este fue uno de los eslóganes más populares de la firma, el cual transmite la clara orientación hacia la satisfacción del cliente, así como su estrategia de fidelización: no se trata de conseguir una venta puntual, sino que el cliente acuda regularmente a los centros de la compañía.

Una de las herramientas más potentes para lograr esta fidelización fue sin duda el lanzamiento de la tarjeta de El Corte Inglés en el año 1966, la cual permite fraccionar y posponer el pago de las compras a sus usuarios.


"Especialistas en ti" 

Otro de los eslóganes más recordados, y que resume otro de los puntos fuertes de la oferta comercial de El Corte Inglés: la especialización que ofrecen sus grandes almacenes. 


No obstante, El Corte Inglés es mucho más que la principal cadena de grandes almacenes del país a la que da nombre. 


Es un gran grupo empresarial compuesto por un decena de empresas filiales, las cuales gestionan diferentes negocios de venta minorista dentro del canal de gran consumo. 


Además de los grandes almacenes El Corte Inglés, el grupo explota supermercados y tiendas de conveniencia (SupercorOpencor), hipermercados y centros comerciales (Hipercor), agencias de viajes (Viajes El Corte Inglés), tiendas de moda (Sfera y Tiendas El Corte Inglés), tiendas de bricolaje (Bricor), ópticas (Óptica 2000), establecimientos de telecomunicaciones (Telecor), tiendas de oportunidades (Outlet El Corte Inglés), agencias de seguros (Seguros El Corte Inglés)... 


Y a mayores gestiona empresas de servicios auxiliares (SICOR), informática (Informática El Corte Inglés), sector financiero (Financiera El Corte Inglés) y otras líneas de negocio.


Sin embargo, en los últimos años algunas de estas líneas de negocio han sido fusionadas o vendidas en el plan de optimización que el grupo viene implantando. 


Son diferentes empresas filiales que ofrecen servicios y formatos comerciales implantados mayoritariamente en el mercado ibérico (España y Portugal), pero con presencia hasta en un total de 29 países de todo el mundo. 


Actividades segmentadas relacionadas siempre con el comercio minorista, siendo una de sus últimas incorporaciones (tras los seguros o los servicios de telecomunicaciones) la comercialización de energía para hogares. 


Los retos del entorno para El Corte Inglés

Sin embargo, en los últimos años debido a:

(1) la fuerte presión de la competencia (que ha puesto de manifiesto las "debilidades" del grupo y su falta de competitividad y flexibilidad en algunas categorías comerciales), 

(2) los cambios en los hábitos de consumoel nuevo perfil del consumidor y el auge del comercio online

(3) el elevado endeudamiento que venía arrastrando la compañía, 

y (4) las diversas crisis económicas afrontadas, 

El Corte Inglés se ha visto obligado a replantear y adaptar su modelo de negocio al nuevo escenario económico y social.


De hecho, la compañía tiene sin duda muchas fortalezas (y muchos logros comerciales plasmados en su interesante historia), si bien una de sus principales debilidades (al igual que en el caso de Mercadona) en comparación con otras grandes distribuidoras internacionales es su gran dependencia del mercado nacional (y por tanto de la marcha de la economía española).  


A mayores, y a diferencia de la competencia, su pesada estructura de costes fijos (principalmente por el enorme coste salarial de su numerosa plantilla) y su desconexión con el segmento de público más joven son retos que la compañía está afrontando. 


No obstante, El Corte Inglés es conocedora como ninguna otra enseña de las preferencias del público español y tiene una gran vinculación histórica y emocional con él (lo cual no dejan de ser grandes ventajas). 


Tras haber superado la profunda crisis económica (año 2008) y la "crisis covid" (año 2020) la compañía vuelve a declarar beneficios y al crecimiento.


El Corte Inglés es en definitiva un buen ejemplo de imperio comercial levantado a través de la implantación de un modelo de negocio ("grandes almacenes") importado de América en el década de los años 50, y adaptado de forma exitosa al público español, el cual ha experimentado un notable crecimiento en las décadas de los 70, 80 y 90, y que en los últimos años ha tenido que afrontar grandes retos y adaptarse a los cambios del entorno.


Un modelo comercial que ofrece una estrategia de valor añadido, tratando de ofrecer al cliente productos ampliados (fundamentalmente a través de servicios añadidos) a diferencia de buena parte de la competencia, la cual se centra fundamentalmente en ofrecer precios competitivos, motivo por el cual soporta unos costes salariales muy elevados con respecto al resto del sector.




2.- La organización interna y el modelo de negocio

El modelo de negocio de El Corte Inglés a nivel comercial se basa en la diferenciación, especialización y valor añadido para el cliente, más que en ofrecer precios competitivos.


Ubicaciones céntricas para sus grandes almacenes en las zonas comerciales prioritarias de las ciudades, gran peso del asesoramiento comercial (a través de su enorme plantilla comercial) y un amplio abanico de servicios completan y diferencian su propuesta comercial.


Sin embargo, el grupo ha ido segmentando sus distintos formatos comerciales para adaptarlos a las preferencias de sus respectivos targets. 


De esta forma, por ejemplo, los precios y ofertas propuestas por sus hipermercados Hipercor no son las mismas que a través de El Corte Inglés. 


Lo mismo ocurre con sus tiendas de moda (Sfera y Tiendas El Corte Inglés) creadas en su momento para competir con el pujante formato comercial de INDITEX y demás cadenas de moda.

Respecto a la organización de sus líneas de negocio, en los últimos años el grupo las ha agrupado y simplificado quedando reducidas únicamente a cuatro, y siendo las más relevantes (1) la de "retail" (que reporta más del 80% de las ventas totales y engloba la gestión de grandes almacenes, hipermercados, supermercados y tiendas de todo tipo) y (2) la de Viajes El Corte Inglés.


Respecto a la organización de su estructura logística y comercial, más del 70% de los establecimientos de la compañía se encuentran ubicados en la Península Ibérica, los cuales son suministrados a través de dos grandes plataformas logísticas ubicadas en Valdemoro (Madrid) y Montornés del Vallès (Barcelona) junto a sus almacenes regionales.





3.- El gran valor de la marca "El Corte Inglés" y su histórica implantación en España 

La marca "El Corte Inglés" es una de las más prestigiosas y valoradas de España. 


De hecho, a nivel nacional esta enseña viene ocupando un puesto destacado dentro de las 10 marcas de mayor valor de España, así como entre las 100 más importantes a nivel internacional.


El característico logo de El Corte Inglés fue obra del grafista Francisco Castillo, cuyo negocio estaba ubicado muy cerca del primero centro que la compañía tenía en la calle Preciados.


Ramón Areces (fundador de la compañía) encargó a Castillo la rotulación de las dos furgonetas de reparto que la compañía había adquirido "con un estilo más moderno", y éste plasmó por primera vez sobre ambas el característico trazo de las letras de El Corte Inglés.

 
Este estilo gustó tanto a Areces que comenzó a aplicarlo en todas sus rotulaciones y comunicaciones. 

Inicialmente el diseño de las letras se concibió en color negro, y la disposición de las tres palabras se realizó en pirámide (unas debajo de las otras). 


No sería hasta la década de los 60 cuando se introduce como parte del logotipo el tradicional triángulo y el color verde corporativo, marca que con el tiempo se convertiría en una de las más populares y valiosas de España.

En el año 2010, y según una estimación realizada por las consultoras Coleman CBX y Brand Finance, el valor financiero de la marca "El Corte Inglés" era de 5.599 millones de euros.


Se trata además de una marca con un fuerte carácter español (icono de nuestro país y parte de su historia económica y social). 


Y es que hoy en día no se concibe una ciudad española sin un centro de El Corte Inglés, una tienda de moda sin una temporada de "Rebajas" (concepto inventado por estos grandes almacenes), o no disponer de la posibilidad de devolver cualquier compra en una tienda (servicio que en su día también popularizó y extendió en buena medida esta compañía).


Las famosas bolsas de El Corte Inglés con el característico diseño de triángulos verdes y negros son parte del paisaje urbano de España, tan comunes en millones de hogares de este país que han llegado a convertirse en un verdadero icono comercial, motivo por el cual su diseño permanece inalterable desde hace décadas.


Esto es así que incluso famosos diseñadores de moda y pintores han llegado a tomar este popular diseño de "las bolsas de El Corte Inglés" para inspirar a algunas de sus creaciones artísticas. 


El nombre originario de "El Corte Inglés" procede de la denominación de una pequeña sastrería ubicada en la calle Preciados de Madrid, la cual fue adquirida por el empresario Ramón Areces para convertirla en la mayor cadena de grandes almacenes del país.





4.- Los números y la presencia del grupo El Corte Inglés, y su peso en la economía española 


A) NÚMERO DE ESTABLECIMIENTOS: 1.746 en 29 países.

El Grupo El Corte Inglés cuenta en la actualidad con más de 1.700 puntos de venta (considerando todos sus formatos comerciales) repartidos por 29 países del mundo. 


Un año antes (2020), el grupo contabilizaba cerca de 2.000 establecimientos, haciéndose evidente la política de optimización de tiendas llevada a cabo y que ha pasado por el cierre de varias tiendas.


Según datos del 2021, la compañía cuenta con: 
  • 81 grandes almacenes El Corte Inglés
  • 37 hipermercados Hipercor
  • 500 tiendas de moda Sfera y El Corte Inglés,
  • 73 tiendas de bricolaje Bricor,
  • 194 supermercados Supercor,
  • 55 outlets El Corte Inglés,
  • 163 oficinas de Seguros El Corte Inglés,
  • 777 agencias de Viajes El Corte Inglés,
  • y 60 tiendas de otras líneas de negocio.
La mayoría de los establecimientos (cerca de 1.300, entre los cuales se encuentran los 81 grandes almacenes) se ubican en la Península Ibérica, si bien la compañía cuenta con tiendas en países de Europa, América y Asia.

De hecho, más allá de España y Portugal, el grupo cuenta con 455 establecimientos ubicados en otros 27 países (Suiza, México, Estados Unidos, Tailandia, México, Qatar, Perú, Uruguay...) correspondientes a tiendas de moda Sfera y El Corte Inglés -tanto propias como franquiciadas- y a agencias de Viajes El Corte Inglés.


Del total de establecimientos, la línea de negocio del "retail" relativa a la explotación de los grandes almacenes (ubicados en España -79- y Portugal -2-) es considerada la "joya de la corona" del grupo, la cual reporta más del 60% de la facturación total.



a) Grandes almacenes El Corte Inglés: 81 centros en España y Portugal.

Se trata de la línea de negocio original del grupo, y la más ventas le reporta. La cadena de grandes almacenes está compuesta por un total de 81 establecimientos (79 en España y 2 en Portugal) según datos del año 2021.


Los grandes almacenes de El Corte Inglés se ubican en el centro de las principales ciudades, en grandes edificios que cuentan con la singular arquitectura "marca de la casa" de elegantes tonos grises y plateados, y sus características escaleras mecánicas. 


El formato de gran almacén de El Corte Inglés se orienta hacia una clientela de clase media y media-alta, ofreciendo calidad, variedad y servicio. 

Las ventas logradas por esta línea de negocio (a través de los 81 grandes almacenes) superan los 8.000 millones de euros, lo que indica que la facturación media por centro ronda los 100 millones anuales.


La estrategia de optimización de centros y ahorro de costes implementada en los últimos años ha afectado a su red de grandes almacenes, pasando de los 94 que contaba en 2016 (en la época dorada de expansión) a los 81 de 2021 (13 menos).


b) Hipermercados Hipercor: 37 hipermercados en España.

Hipercor es la enseña bajo la que la compañía explota su red de hipermercados y centros comerciales. 


Se trata de un formato comercial orientado a un segmento de público diferente al de los grandes almacenes: una única sala de ventas horizontal (formado hipermercado), amplia variedad, grandes ofertas y precios más económicos componen su oferta. 


En el año 2021 el grupo contaba con 37 hipermercados Hipercor en España (frente a los 43 del año 2016), reportando una facturación superior a los 1.100 millones de euros. Estas cifras indican que cada hipermercado genera de media unas ventas superiores a los 30 millones de euros.


c) Supermercados Supercor: 194 supermercados en España y Portugal.

Supercor es la marca bajo la cual explota su cadena de supermercados en España (188) y Portugal (6), los cuales reportaron unas ventas superiores a los 650 millones de euros según datos del año 2021.


En el año 2016 el grupo contaba con 180 supermercados (174 en España y 6 en Portugal), los cuales reportaban unas ventas de 613,36 millones de euros, lo cual indica que cada tienda logra una facturación media de 3,4 millones de euros.



d) Tiendas de moda Sfera y Tiendas El Corte Inglés: 500 tiendas en 20 países.

El grupo gestiona un total de 500 tiendas de moda de las marcas Sfera y Tiendas El Corte Inglés ubicadas en 20 países de Europa, América y Asia. 


Esta línea de negocio reportó en 2021 cerca de 900 millones de euros, por lo que cada tienda arroja una facturación media superior a los 1,7 millones anuales.


En el año 2016 la empresa contaba con un total de 142 tiendas en todo el mundo (reportando unas ventas de 248 millones de euros), por lo que esta línea de negocio ha sido una de las que mayor expansión ha experimentado en los últimos años. 



e) Tiendas de bricolaje Bricor: 73 tiendas en España y Portugal

Bricor es la marca que identifica a la red de tiendas de bricolaje del grupo. 


En 2021 contaba con un total de 73 tiendas, las cuales arrojaron unas ventas cercanas a los 140 millones de euros, reportando una facturación media por establecimiento de 1,9 millones.

En 2016 la cadena estaba compuesta por 58 tiendas, las cuales reportaron unas ventas de 111 millones de euros.


f) Agencias de Viajes El Corte Inglés: 777 agencias en 14 países

El Corte Inglés cuenta con una de las redes de agencias de viajes más extensas del mundo. 

En el año 2021 contaba con 777 agencias repartidas por 14 países, las cuales lograron unas ventas cercana a los 1.000 millones de euros, una cifra anormalmente baja debido a los efectos de la pandemia.


En 2016 la red estaba compuesta por 589 agencias, las cuales reportaron un total de 2.397 millones, lo que significa que cada oficina logró una facturación media de 4 millones de euros.


g) Delegaciones de Seguros El Corte Inglés: 163 oficinas en España y Portugal

Cadena compuesta por 163 oficinas de seguros (año 2021), las cuales generaron unas ventas cercanas a los 400 millones de euros, lo cual indica que cada una generó una cifra de negocios media de 2,4 millones.


En 2016 contabilizaba un total de 113 oficinas, las cuales lograron una cifra de negocios de 274 millones de euros.


h) Outlets El Corte Ingles: 55 outlets en España y Portugal

El formato de tienda de oportunidades ("outlet") tiene presencia a través de 55 puntos de venta en España (54) y Portugal (1) según datos del 2021.



i) Otras líneas de negocio y formatos comerciales:

El Grupo El Corte Inglés también explota otras líneas de negocio como Informática El Corte Inglés, SICOR o la red de Óptica 2000. 


Otras líneas de negocio como la cadena de tiendas de telecomunicaciones Telecor o las tiendas 24 horas Opencor fueron clausuradas, y en algunos casos reconvertidas en otros formatos comerciales. 


No obstante, la compañía española sigue siendo la cadena más importante de "grandes almacenes" tanto a nivel nacional como europeo, ocupando el tercer puesto del ranking a nivel mundial.  


B) VENTAS Y BENEFICIOS:

El Grupo El Corte Inglés, después de ejercicios de desinversiones y saneamiento, viene logrando una cifra de negocio consolidada en torno a los 15.000 millones de euros anuales (cifras pre-covid).


No obstante, en ejercicios pasados -que incluyen la facturación lograda entre marzo y febrero del año siguiente- el grupo llegó a alcanzar unas ventas que aspiraban a alcanzar la barrera de los 20.000 millones, erigiéndose como una de las mayores empresas españolas, tanto por volumen de facturación como por valor de sus activos y número de empleados.


De cualquier forma, El Corte Inglés sigue siendo uno de los principales actores de la distribución comercial en nuestro país, así como de uno de los mayores conglomerados empresariales, jugando un papel clave en la marcha de la economía española. 


De hecho, analistas y economistas suelen decir que El Corte Inglés (cuyas cifras son un indicador directo del consumo realizado por los ciudadanos en función de la marcha económica del país) es un buen "termómetro" para medir la evolución económica de España. 


C) NÚMERO DE TRABAJADORES:

Cerca de 100.000 trabajadores venían conformando la plantilla del Grupo El Corte Inglés, si bien en los últimos años (2020-2021) esta cifra se ha ajustado a 80.000 personas, siendo una de las empresas españolas privadas que más empleo genera. 

Por otro lado, más del 90% de los empleados de la empresa tiene un contrato indefinido.


D) ACTIVOS:

El Corte Inglés es una de las empresas con mayor patrimonio inmobiliario de España, cuyo valor ha sido tasado en 16.100 millones de euros (año 2022).


La mayor parte (13.800 millones) se corresponde al valor de sus grandes almacenes. El resto procede de sus oficinas (947 millones), centros logísticos (692 millones) y otros activos (610 millones) según tasaciones de JLL, Savills y Tinsa.


E) APORTACIÓN A LA ECONOMÍA:

La aportación de la empresa a la economía española (en forma de sueldos y seguridad social, impuestos, inversiones y compras a proveedores) viene superando los 18.000 millones de euros anuales, lo que equivale a más del 1% del PIB español. 

Cifras correspondientes al año 2011.

Este dato evidencia el gran peso que El Corte Inglés tiene como dinamizador de la economía del país. 

De hecho, El Corte Inglés se encuentra entre las 20 mayores empresas españolas, y dentro del ranking de las 500 mayores compañías del mundo. 



5.- El origen de El Corte Inglés, la historia de Ramón Areces y su familia, pioneros en el mundo del comercio


1. Ramón Areces aprende el negocio en los Almacenes "El Encanto" de La Habana (1919)

Ramón Areces, nombre del fundador de una de las mayores cadenas de distribución comercial de España, nació en el año 1904 en un pueblo de Asturias próximo a Siero. 


Cuando sólo tenía 15 años, emigra a La Habana (Cuba) y allí empieza a trabajar en los almacenes El Encanto bajo la supervisión de su tío César Rodríguez, quien ocupaba un destacado puesto en la empresa.


Cuatro años después viaja a Estados Unidos y Canadá donde trabaja en una empresa de importación. 


Durante todo este tiempo, Areces aprovecha para aprender sobre gestión empresarial y trata de formarse en diversas materias como el inglés, el comercio y la economía, conocimientos que le resultarían muy útiles años después. 


En 1934 decide regresar a España, donde contrae matrimonio con Victoria Dolores González, y un año después iniciaría su aventura empresarial en el mundo de la distribución comercial minorista asociándose con su primo y su tío.


2. El proyecto de su primo Pepín Fernández para crear el primer "gran almacén" en el centro de Madrid (años 20)

La historia de El Corte Inglés está íntimamente ligada a la de quien fue su principal competidor durante muchos años: Galerías PreciadosY es que ambas cadenas de grandes almacenes serían puestas en marcha por la misma familia.


Pepín Fernández era un empresario también de origen asturiano, primo de Ramón Areces, y que también había trabajado en los almacenes El Encanto en La Habana bajo la supervisión del tío de ambos, César Rodríguez


Pepín, que era dueño del establecimiento comercial llamado Sederías Carretas, tenía un proyecto que iba ejecutando gradualmente para adquirir todos los inmuebles de una manzana en la calle Preciados de Madrid, y levantar después sobre ella un nuevo edificio que aglutinase a todas las tiendas que ocupaban sus bajos. 

Se trataba del antecedente del nuevo concepto de "gran almacén" que ambos primos estaban a punto de desarrollar por primera vez en España.


En uno de los bajos de dicha manzana (emplazado en la calle Preciados, esquina con las calles Carmen y Rompelanzas) se encontraba una pequeña sastrería y tienda de confección para niños llamada "El Corte Inglés"


El establecimiento llevaba en funcionamiento desde el año 1890, y su demolición estaba prevista en unos años, siguiendo los planes del empresario asturiano.


3. Los primos (y su tío César Rodríguez) acuerdan explotar la sastrería "El Corte Inglés" (1935)

En 1935, Ramón Areces llega a un acuerdo con su primo Pepín Fernández para realizar la explotación de la pequeña sastrería mientras éste se iba haciendo con el resto de inmuebles de la manzana. 

En el acuerdo jugó un importante papel el tío de ambos, César Rodríguez, quien decide avalar a Areces en su proyecto empresarial, y participar en el negocio como socio mayoritario.


La nueva etapa la tienda de confección "El Corte Inglés" comienza con siete empleados, si bien el negocio prospera y pronto es necesario más personal, así como llevar a cabo una primera ampliación de sus instalaciones. 

De esta forma la sastrería crece, y pronto comienza a diversificar su oferta, comercializando ya no solo moda para niños, sino también para el público adulto, e introduciendo también muchos otros artículos y complementos, siempre de calidad y con estilo.


Ramón Areces tuvo claro desde el primer momento que el centro del negocio era el cliente, y por ello se esmeró en ofrecer ropa de calidad acompañada de una esmerada atención y un impecable servicio, con una garantía de satisfacción total para el comprador. 


Y el concepto planteado por Areces resultó todo un éxito, si bien al poco le tocaría al poco gestionar el negocio durante los años más difíciles (entre 1935 y 1940) durante la Guerra Civil española.


4. La bifurcación de "Galerías Preciados" y "El Corte Inglés", y el traslado a la nueva ubicación en la Calle Preciados (1940)

Pasados los primeros cinco años de actividad, y una vez terminada la Guerra Civil, en 1940 Pepín Fernández necesita derribar el inmueble en el que estaba ubicado la sastrería El Corte Inglés para levantar un nuevo edificio que albergaría el primer gran almacén de Galerías Preciados


Es entonces cuando Areces decide trasladar las instalaciones de El Corte Inglés a una nueva ubicación cercana: en la calle Preciados, esquina con la calle Tetuán.

Este nuevo establecimiento, sobre el cual se realizarían varias ampliaciones y reformas debido a la buena marcha del negocio, tenía una mayor superficie dedicada a la venta dividida en 3 pisos: planta baja, primer piso y parte del segundo.


La mayor amplitud de este inmueble permitiría a Areces desarrollar plenamente el concepto de "gran almacén" (importado de su experiencia en Cuba y Estados Unidos) y que sigue el formato de centro comercial dividido por departamentos especializados. 

En España, por aquella época (principios de la década de los 40) se trataba de toda una novedad.


De esta forma, el nuevo El Corte Inglés ya no sólo comercializaba moda, sino que nuevas secciones se habían decidido incorporar a su oferta, como fue el caso de perfumería, menaje, decoración y regalos. 


Los nuevos departamentos resultaban complementarios al de textil y moda, por lo que la clientela comenzaba a ver a El Corte Inglés como un centro donde encontrar respuesta a buena parte de sus demandas (más allá del vestido y calzado). La diversificación de la oferta permitió además incrementar la facturación global del negocio y atraer a una nueva clientela.


Todos los conocimientos y contactos (de proveedores y casas comerciales) adquiridos por Areces años atrás fueron aprovechados en la explotación del nuevo negocio, creando una oferta de productos realmente atractiva y novedosa.


Aprovechando el cambio de ubicación, El Corte Inglés se constituye formalmente como empresa (sociedad de responsabilidad limitada -S.L.-) con un capital de 1 millón de pesetas, cuya propiedad estaba repartida a partes iguales entre Ramón Areces y su tío César Rodríguez (realizando este último un préstamo a Ramón para poder adquirir su participación en la empresa).


La figura de César Rodríguez fue clave sin duda a la hora de brindar formación y apoyo a sus sobrinos (especialmente a Ramón), así como en consolidar el despegue del proyecto de El Corte Inglés.


5. La ampliación del negocio (1945)

En 1945, y tras sucesivas ampliaciones de capital, la empresa se transforma en sociedad anónima (S.A.) y continúa incrementando su superficie de venta hasta alcanzar la totalidad del edificio: 2.000 metros cuadrados repartidos en 5 plantas.


La idea de Ramón Areces era la de implantar en España el modelo americano de gran almacén ("department store") que él mismo había podido conocer de primera mano en su estancia en EE.UU., un concepto similar al que estaba poniendo en marcha Pepín Fernández a escasos metros con su proyecto de Galerías Preciados.


El nuevo formato comercial había sido muy bien acogido por los consumidores del centro de Madrid, quienes poco a poco fueron descubriendo la comodidad de comprar en El Corte Inglés en lugar de tener que visitar diferentes tiendas para encontrar artículos de distinta naturaleza (ropa, hogar, electrodomésticos...), así como obtener la satisfacción de encontrar siempre productos de calidad garantizada. 


Y es que el formato de grandes almacenes de Rodríguez y Areces no sólo ofrecían variedad, sino que también ponían un especial énfasis en presentarla con una garantía de calidadatención personalizada y satisfacción total del cliente


El planteamiento de este nuevo concepto comercial es un éxito, y son más y más los clientes (tanto vecinos de Madrid como visitantes) que se hacen asiduos a comprar en El Corte Inglés.


Los grandes almacenes de Galerías Preciados y El Corte Inglés echaron a andar casi al mismo tiempo, si bien el establecimiento de Pepín Fernández fue inaugurado en 1943, dos años antes de que Areces pusiera en marcha su primer centro comercial de 5 plantas.


Las ventas de El Corte Inglés iban cada vez a más, pero la falta de espacio estaba limitando la posible ampliación de la oferta con nuevas secciones y productos, así como la amplitud en cuanto a variedad de nuevas referencias.


Ofrecer NOVEDADES y disponer de una gran VARIEDAD de artículos eran rasgos competitivos diferenciadores de su estrategia comercial, así como factores clave en su innovador modelo de negocio.


Por aquella época (mediados de los años 50) los consumidores españoles -especialmente las clases medias- estaban cambiando hacia una mayor sofistificación, pues además de disponer de un mayor nivel de renta y ansias de consumo, cada vez exigían más variedad y calidad, factores que se acentuarían a partir de los 60 y los 70.


Ante esta falta de espacio, en 1954 se incorpora un nuevo edificio colindante en la misma calle Preciados, ampliando de esta forma las instalaciones del gran almacén original.

En total se duplicó la superficie total de venta (alcanzando los 4.000 metros cuadrados), pudiendo incrementar de esta forma la variedad ofertada de productos.



6. La característica política comercial de El Corte Inglés

Ramón Areces fue el responsable de diseñar la política comercial del negocio, y desde muy pronto se empiezan a hacer muy visibles las señas de identidad de El Corte Inglés:


1) Variedad y amplio surtido: en el mismo establecimiento se comercializan todo tipo de productos de distinta naturaleza, y en cada una de esas categorías de productos se ofrece un amplio surtido, con una gran extensión de gamas.

2) Calidad: la empresa trata de competir ofreciendo calidad al cliente, con una garantía de satisfacción total, a diferencia de otras cadenas cuyo reclamo comercial es el precio. 

De hecho, la marca blanca "El Corte Inglés" no compite en el lineal por precio, a diferencia de las marcas blancas de la mayoría de distribuidores comerciales.


Y es que el objetivo último de El Corte Inglés el lograr la fidelidad del cliente, no una compra puntual. 

De ahí el éxito de la tarjeta de compra de la compañía, que ofrece facilidades de financiación para las compras efectuadas por sus usuarios (clientes). Se trata de una de las herramientas de compra y fidelización más exitosas de la historia comercial española, contando con más de 11 millones de clientes que en el año 2017 se gastaron 5.000 millones de euros a través de ella. 

3) Atención personalizada y servicio: la principal partida de gastos fijos de la empresa es la de las nóminas de su ejército de empleados.

Y es que la mayor parte de sus miles de empleados (que llegaron a ser más de 100.000 en su época de máximo apogeo) trabajan de cara al público, asesorando al cliente y vendiendo, tratando de lograr que la experiencia de compra resulte óptima (además de cumplir sus objetivos de venta).

4) Novedades también como reclamo: durante mucho tiempo El Corte Inglés ha competido por ser una de las cadenas comerciales más innovadoras y que nuevas incorporaciones introduce en su catálogo de productos, marcando la pauta de las nuevas colecciones de moda cada temporada.


5) Garantía de satisfacción: el cliente es el centro del negocio, tratando de lograr su total satisfacción y fidelización para futuras compras. Para ello, ofrecerle facilidades y servicios ha sido también uno de sus principales reclamos.


6) Imagen de marca: El Corte Inglés se ha convertido en una de las más prestigiosas  enseñas comerciales de España, sello de garantía y prestigio para millones de consumidores.




7. La apertura del segundo centro El Corte Inglés en Barcelona (1962)

En 1962 (doce años después de poner en marcha el primer gran almacén de la cadena) y una vez probado el éxito del formato comercial, El Corte Inglés decide iniciar su expansión por otras zonas del país abriendo su segundo centro comercial en Plaza de Cataluña de Barcelona. 


El formato de gran almacén y la oferta presentada reciben también una excelente respuesta por parte de los consumidores catalanes, lo que impulsa aún más la expansión de la empresa.



8. La expansión por otras ciudades de España: Sevilla y Bilbao (1968), y la diferente estrategia expansionista con respecto a Galerías Preciados

Cuatro años después (en 1966) fallece César González, pasando la presidencia y las acciones de la empresa a Ramón Areces, quien continuaría con el proyecto expansionista de El Corte Inglés. 

Ese año se produce la inauguración del tercer centro comercial de la empresa de nuevo en Madrid, esta vez en la calle Goya.


En 1968 se abre el cuarto gran almacén en Sevilla, y un año después se inauguran dos nuevos centros en Bilbao y Madrid.

El nuevo formato comercial de "gran almacén" empezaba a implantarse por las ciudades españolas.

De esta forma, a finales de la década de los 60 El Corte Inglés está formado por un total de seis grandes almacenes: 3 en Madrid, 1 en Barcelona, 1 en Sevilla y otro en Bilbao, logrando una facturación de en torno a los 400 millones de euros. 


Por su parte, Galerías Preciados llevaría a cabo también un plan de expansión por nuevas ciudades de España, compitiendo directamente con El Corte Inglés


La competencia entre ambas cadenas cambiaría por completo el mercado y la estrategia de la distribución comercial en España en la década de los 60: por primera vez se introduce el concepto de "Rebajas", el uso de la publicidad y campañas de comunicación masivas para atraer a los clientes, la aplicación de técnicas de escaparatismo, el surgimiento de las tarjetas de compra y tarjetas de fidelización, la informatización del punto de venta, etc.


Sin embargo, la estrategia de expansión llevada a cabo por una y otra compañía presentaba ciertas diferencias: Galerías Preciados quiso quizás ser más ambiciosa/arriesgada y abrir un mayor número de centros en menos tiempo recurriendo en gran parte a la financiación con deuda bancaria


De hecho, Galerías Preciados llegó a contar con 12 grandes almacenes repartidos por toda España (Madrid, Badajoz, Santa Cruz de Tenerife, Córdoba, Jaén, Murcia, Bilbao, Barcelona...) a finales de los 60, mientras que El Corte Inglés disponía de la mitad.


El Corte Inglés quiso ser más conservador, manteniendo un menor ritmo de aperturas y quizás asumiendo menos riesgo, pues la financiación de sus nuevos centros fue mayoritariamente realizado mediante recursos propios (con la propia reinversión de los beneficios generados por sus establecimientos), evitando así tener que endeudarse en exceso. 


Estas diferentes estrategias (de crecimiento y financiación) conllevarían años después distintos resultados para los dos competidores.


Además de El Corte Inglés y Galerías Preciados surgen por las ciudades españolas numerosos "grandes almacenes" y "galerías comerciales" puestos en marcha por empresarios locales que, inspirados en su modelo de negocio, deciden replicarlo a menor escala. 



9. La creación de una cadena de 12 grandes almacenes a nivel nacional (70´s)

Durante la década de los 70 se inaugura el primer centro comercial en Valencia (1971) y Murcia (1973), el segundo establecimiento en la ciudad de Barcelona -en la calle Diagonal- (1974), el cuarto de Madrid -en la calle Princesa- (1974), así como el primero de Galicia en Vigo (1975) y el primero de Canarias en Las Palmas (1977).


De esta forma, a finales de los 70 El Corte Inglés contaba con 12 grandes almacenes repartidos por toda la geografía nacional y ubicados en Madrid (4), Barcelona (2), Sevilla (1), Bilbao (1), Valencia (1), Murcia (1), Vigo (1) y Las Palmas (1).


Como ya se ha adelantado, una de las características de la política expansionista de Ramón Areces fue la ausencia casi total de financiación mediante deuda. 


Así, la apertura de nuevos establecimientos se llevó a cabo en esta época casi exclusivamente mediante la autofinanciación y reinversión de beneficios, factor que pudo demorar el ritmo de las aperturas realizadas, pero que permitió a la empresa contar con una gran autonomía financiera, bajo endeudamiento y elevada solvencia.


Sus centros además se convirtieron en verdaderas máquinas de generar caja (cash flow) para la compañía, la cual alcanzaría por esta época (contando con 12 grandes almacenes) una cifra de negocio superior a los 1.200 millones de euros. 

De hecho, la facturación media reportada al año por cada gran almacén acabaría superando los 100 millones de euros. 



10. La diversificación del negocio: nace Viajes El Corte Inglés (1979) e Hipercor (1980)

En 1976 se constituye la Fundación Ramón Areces, clasificada como fundación cultural privada bajo la supervisión del Ministerio de Educación y Ciencia, y que era uno de los proyectos que el propio Areces había soñado e intentado llevar a cabo durante mucho tiempo.


Durante los 70 y principios de los 80 se van dando pasos hacia la expansión y diversificación hacia nuevas actividades comerciales, dando forma a lo que en unos años se convertiría en un gran grupo empresarial con distintas líneas de negocio. 


De esta forma, durante los 70 se crea la filial Viajes El Corte Inglés, y en 1980 se pone en marcha la cadena Hipercor mediante la inauguración de su primer hipermercado en Sevilla. 


En la década de los 70 se había producido el verdadero despegue económico y social de España, surgiendo con él una nueva gran clase media con ansias de consumo.


El Corte Inglés trató de adaptarse a las necesidades de compra de esta nueva población, incorporando nuevas secciones y artículos en sus centros, inaugurando nuevos grandes almacenes por toda España (llegaría a contar más de 20 a principios de los 80), y presentando nuevos formatos comerciales alternativos.


Así nació Hipercor, que trataba de cubrir principalmente la demanda de alimentación y bazar de las nuevas clases medias españolas emulando el modelo francés de hipermercado que recientemente se había implantado también en España (con la llegada de Carrefour y Alcampo). 


De esta forma, el grupo también comenzó a segmentar su clientela:

a) Formato gran almacén El Corte Inglés, dirigido a clase media, media-alta y alta.
b) Formato hipermercado Hipercor, dirigido a la gran clase media y media-baja.


Hipercor iría creciendo en paralelo a los centros de El Corte Inglés, contando con una decena a mediados de los 80, y que dos décadas después superaría los 40 centros por toda España.

Por otro lado, El Corte Inglés quiso introducirse también en el negocio turístico (que estaba en plena eclosión en España en la década de los 80) mediante la puesta en marcha de su red propia de agencias de viajes. 


Inicialmente este servicio se prestaba a través de su red de grandes almacenes, si bien posteriormente se escindiría y funcionaría de forma autónoma, abriendo oficinas a pie de calle por toda la geografía española y parte del extranjero. 


De hecho, la red de agencias de Viajes El Corte Inglés terminaría por convertirse con el tiempo en una de las más grande del país, llegando con los años a contar con cerca de 800 oficinas en una veintena de países.


11. El Corte Inglés: el mago del marketing, referente de las Navidades y creador de "Las Rebajas"

El Corte Inglés ha contribuido sin duda a dar forma a la historia social y comercial de España.


Perfeccionador y desarrollador de técnicas comerciales como el escaparatismo, la decoración y ambientación del punto de venta, el desarrollo de campañas o la implantación de ofertas y promociones, se trata de una empresa ciertamente innovadora a nivel comercial.  


Campañas como los Ocho Días de Oro, Blancolor, el Día del Padre, la Vuelta al Cole (con sus "corticoles") o los Tecnoprecios fueron creados por su departamento de marketing. 


Y normalmente recurriendo a personajes famosos de cada momento como Lola Flores, Lina Morgan (70´s), George Clooney (90´s), Eva González, Elsa Pataky, Pilar Rubio, Patricia Conde (2000) o William Levy (2022) entre muchos otros, hecho que ha dado cierta trascendencia social a todas sus campañas.


No obstante, casi con seguridad una de sus mayores aportaciones comerciales sería la creación de "Las Rebajas", concepto que en su día se creó para liquidar el stock sobrante de textil tras haber finalizado la temporada, si bien con los años se extendería a todo tipo de productos y sería imitado por todas las cadenas comerciales competidoras, siendo en la actualidad una campaña absolutamente común.


La Navidad sería una de las campañas de venta más fuertes para El Corte Inglés casi desde sus inicios, hasta el punto que muchos centros obtienen entre un 30% y un 40% de sus ventas en esta época. 


Recordemos que la compañía nación como un comercio textil, pero pronto introduciría también la sección de complementos y regalos. 


Es por ello que El Corte Inglés a través de sus campañas de comunicación y marketing viene tratando de identificarse en España con la Navidad (hacer que el consumidor asocie naturalmente a sus centros como el lugar preferente para sus compras de regalos y donde realizar demás gastos navideños).


Por ello, cada año la compañía trata de convertir sus centros en un espectáculo navideño, con la tradicional decoración e iluminación de sus fachadas, y la contratación de publicidad masiva en televisión, emitiendo sofisticados y mágicos spots que se han convertido en toda una referencia a nivel de marketing.  


No en vano, El Corte Inglés se sitúa cada año en el top 10 de los principales anunciantes de televisión en España, ocupando el primer o segundo puesto durante muchos años durante las décadas de los 80 y 90. 


Muchos aún recuerdan la creación de "Cortylandia" para las campañas navideñas: decoración de las fachadas de sus grandes almacenes con luces, castillos y muñecos animados que cada año representaban un cuento infantil (Peter Pan, Gulliver, Pinocho, etc.). 



12. Nuevas aperturas y nuevas líneas de negocio (80´s)

La expansión de la compañía se acelera por España en la década de los 80 a través de sus distintas enseñas (El Corte Inglés, Hipercor, Viajes El Corte Inglés y otras). 


El plan de expansión de El Corte Inglés dirigido por Ramón Areces contempla:

(1) por un lado la apertura de más centros (tanto grandes almacenes como hipermercados) en las principales ciudades de España,


(2) y la creación de empresas filiales destinadas a gestionar las nuevas líneas de negocio y acelerar la estrategia de diversificación de la compañía. 


De esta forma, en 1981 se constituye la empresa Investrónica, S.A. especializada en tecnología (de la marca Inves). 


En 1982 se adquiere la sociedad Centro de Seguros, S.A., mediante la cual El Corte Inglés se introduce también en el mercado de los seguros. 


Posteriormente se crean nuevas filiales como Informática El Corte Inglés, S.A., Telecor, Construcción, Promociones e Instalaciones, S.A., Financiera El Corte Inglés, S.A., Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, etc. para la explotación de sus respectivas actividades.


A principios de los 80 se ejecutan nuevas aperturas de grandes almacenes mediante la inauguración del segundo centro en la ciudad de Valencia. 


Si a finales de los 70 la compañía contaba con 12 grandes almacenes en 8 ciudades, una década después el número de centros superaba los 30 en las mayores ciudades del país, junto al resto de formatos comerciales (Hipercor, Viajes El Corte Inglés, etc.). 


La cifra de negocio global supera los 5.000 millones de euros, y El Corte Inglés se va erigiendo como uno de los mayores grupos españoles en el ámbito del comercio, la distribución minorista y los servicios, todo ello bajo la gestión de su fundador Ramón Areces.




13. Relevo generacional: Isidoro Álvarez toma las riendas (1989)

En 1989 fallece Ramón Areces, dejando como heredera y principal accionista del grupo a la Fundación que lleva su nombre, accediendo a la presidencia su sobrino Isidoro Álvarez que dirigirá la compañía entre 1989 y 2014. 

(Accionariado de El Corte Inglés, año 1989)

La gestión continuaría por tanto en manos de la familia fundadora, y la estrategia planteada por Álvarez aceleraría el crecimiento de la compañía mediante: 

(1) la apertura de nuevos centros principalmente por España (adquiriendo también cadenas competidoras como Galerías Preciados o los centros de Marks & Spencer en España), 

(2) la implantación en Portugal

(3) la diversificación de la actividad comercial a través de la puesta en marcha de nuevas líneas de negocio (con la apertura de tiendas Bricor, Sfera, Supercor, etc.). 


Álvarez comenzó como empleado de El Corte Inglés desde muy joven, al tiempo que cursaba sus estudios en Ciencias Económicas y Empresariales. 

Adquirió así un gran conocimiento sobre la compañía y su funcionamiento desde dentro, y con 24 años llegaría a ser nombrado consejero, accediendo al cargo de consejero director general tan solo siete años después. 


Isidoro Álvarez es considerado el artífice de la expansión de El Corte Inglés: cogería las riendas de la compañía cuando ésta contaba con una treintena de grandes almacenes por España (además de unos 20 hipermercados y medio centenar de agencias de viajes) los cuales reportaban una cifra de negocio de unos 8.000 millones de euros, y la dejaría con más de 80 grandes almacenes en España y Portugal (junto a una red de 40 hipermercados y más de 1.800 establecimientos entre agencias de viajes, supermercados, tiendas de moda, tiendas de bricolaje y agencias de seguros) y que en su momento de mayor apogeo (primera década de los años 2000) rondaría los 18.000 millones de facturación.


Álvarez dirigiría la empresa en su etapa de mayor crecimiento, si bien también en la de mayor madurez del mercado, y en la que más presión de la competencia debía afrontar (con la llegada a España de las grandes distribuidoras internacionales de alimentación, Mercadona y el auge de las cadenas textiles tipo INDITEX, Mango o H&M). 


De hecho, Isidoro Álvarez tuvo que gestionar la empresa durante la crisis financiera del año 2008, que marcó un antes y un después para la evolución de El Corte Inglés.


14. La adquisición de su principal competidor "Galerías Preciados" (1995)

El ritmo de aperturas y crecimiento de la compañía se intensifica a lo largo de los 90 bajo la dirección de Isidoro Álvarez: se planifica la apertura de nuevos grandes almacenes por ciudades españolas.


De hecho, el año 1995 supone un antes y un después en la historia de la compañía por la magnitud y trascendencia de una operación empresarial realizada: en este ejercicio se formaliza la compra de su principal e histórico competidor Galerías Preciados. 

Mediante esta operación (lograda además "a precio de saldo") El Corte Inglés duplicaría de golpe su tamaño y presencia en España.


Galerías Preciados, que contaba con más de 20 centros por toda España -y que había sido puesta en marcha por el primo de Ramón Areces- había experimentado un crecimiento muy rápido -quizás demasiado ambicioso-, el cual había sido financiado en buena parte con deuda. 

De hecho, tras problemas financieros derivados de su excesivo endeudamiento, en 1979 su propiedad terminaría pasando a manos de uno de sus acreedores, el Banco Urquijo, y dos años después sería vendida a Rumasa.


Tras la expropiación forzosa de Rumasa dictada por el Gobierno Español en 1983, Galerías Preciados cambiaría de manos varias veces: primero la compraría el grupo venezolano Cisneros, posteriormente la compañía inglesa Mountleigh, y finalmente los empresarios españoles Tello y Sada. 

Sin embargo, ninguno de sus propietarios sería capaz de reflotarla y rentabilizarla -a pesar de los cambios de imagen y renovaciones internas- terminando en el año 1994 en suspensión de pagos y liquidación.


De hecho, el último año de su actividad las deudas a corto plazo aumentaron en un 62%, lo cual dibujaba un balance millonario completamente insolvente.


Tras el cierre de los centros de Galerías PreciadosEl Corte Inglés realiza una oferta de compra mediante la cual adquiere los activos de la compañía (22 centros repartidos por toda España) por un precio de  de 31.000 millones de pesetas (186 millones de euros, es decir, a una valoración media de 8,5 millones cada uno). 


Estos establecimientos se remodelaron por completo y se cambió su imagen para adaptarla al estilo de El Corte Inglés

Es importante destacar el hecho de que El Corte Inglés adquirió únicamente los activos operativos de su competidora, pero no la sociedad anónima Galerías Preciados, S.A., la cual arrastraba una deuda de 91.800 millones de pesetas (552 millones de euros) que sus antiguos gestores (con Miguel Ángel Derqui a la cabeza) debían afrontar, contando para ello con los 31.000 millones de pesetas pagados por su comprador. 


Con esta absorción el grupo de distribución capitaneado por Isidoro Álvarez pasaría a contar con 63 centros en 31 ciudades de toda España, así como 20 hipermercados Hipercor y centenares de agencias de viajes, alcanzando una cifra de negocio superior a los 10.000 millones de euros, y convirtiéndose en uno de los 5 líderes de la distribución comercial española. 



15. Crecimiento y diversificación (90´s), y la diversificación hacia nuevos formatos comerciales Opencor y Supercor (años 2000)

Bajo el mandato de Isidoro Álvarez la compañía continúa su expansión por España durante la década de los 90, si bien el mercado nacional (con 70 grandes almacenes) comienza a alcanzar cierto grado de madurez. 


Es por ello que la compañía comienza a mirar al exterior (Portugal) y a acelerar la diversificación de nuevos formatos comerciales hacia tiendas céntricas especializadas y de menor superficie.


Así, en 1998 se inaugura la cadena de tiendas de conveniencia de la marca Supercor Exprés en estaciones de servicio Repsol.


En el 2000 se pone en marcha la cadena de tiendas 24 horas Opencor (que con el tiempo llegaría a explotar cerca de 200 establecimientos por toda España) y la cadena de supermercados de proximidad Supercor


A mayores, la expansión de la red de Hipercor se acelera en el año 2000 cuando El Corte Inglés adquiere 5 hipermercados a Carrefour como consecuencia de la obligación de venta impuesta por el Tribunal de Defensa de la Competencia cuando se produjo la fusión de Pryca Continente


Ese mismo año, El Corte Inglés adquiere también los 9 centros que la cadena británica Marks & Spencer venía gestionando en la Península Ibérica, ampliando su cadena de grandes almacenes. 

Operaciones todas ellas dirigidas por Álvarez que contribuyen a dar mayor envergadura al grupo del "triángulo verde".


16. La implantación en Portugal (2001) y la "discreta" diversificación internacional

En el año 2001 la compañía inaugura su primer gran almacén en el extranjero: el centro de El Corte Inglés de Lisboa. 

Fuente: diario Cinco Días (año 2020).

La experiencia en Portugal (país con enorme tradición comercial) es todo un éxito, y años después la compañía abriría las puertas del segundo centro de El Corte Inglés en Gaia-Oporto.


A partir de los años 2000 la arquitectura de los centros de El Corte Inglés cambia radicalmente: los tradicionales edificios de granito gris y sin ventanas dan paso a una arquitectura mucho más luminosa y agradable para el consumidor, con gran presencia del cristal, techos más altos y espacios diáfanos. 


En Portugal se inauguran también centros de las otras líneas de negocio del grupo, como supermercados Supercor o agencias de Viajes El Corte Inglés, llegando a contar con una decena de establecimientos. 

El mercado portugués acabará siendo el principal mercado exterior de la compañía, reportando en torno a 400 millones de euros a la facturación global (año 2020), un 3%-4% del total.

Pero además de Portugal, El Corte Inglés emprenderá una "tímida" expansión internacional por otros países a partir de la primera década de los años 2000, consistente en la apertura de tiendas de moda y agencias de viaje por Europa y América principalmente.

México acabará siendo el segundo mercado internacional por importancia (que con 50 tiendas de Sfera y 88 agencias de viajes acabará reportando cerca de 100 millones) y Chile el tercero (que con 58 tiendas de moda y 10 agencias de viaje facturará algo más de 14 millones).


La implantación internacional de El Corte Inglés se fue realizando gradualmente, hasta alcanzar unas ventas en el exterior cercanas a los 600 millones en el año 2020, lo cual representa un 5% de la cifra de negocio global de la compañía.


17. La creación de Sfera para competir con INDITEX (año 2001)

En el año 2001 la compañía pone en marcha las tiendas de moda de la marca Sfera como respuesta a la creciente competencia de las pujantes cadenas internacionales como INDITEX, Mango o H&M.


Estas cadenas, con su novedoso posicionamiento comercial (basado en ofrecer moda a precios competitivos) estaban consiguiendo arrebatar a El Corte Inglés una buena parte de la cuota del mercado textil, principalmente la del público más joven.


Es por ello que Álvarez toma la decisión de que El Corte Inglés apueste con fuerza por potenciar este nuevo concepto comercial, inaugurando tiendas Sfera (muchas de las cuales acabarían siendo rebautizadas años después como Tiendas El Corte Inglés) y llegando a alcanzar cerca de 200 en España, y más de 300 en el extranjero.


De hecho, la creación del concepto de tienda de moda Sfera daría un pequeño empujón a la implantación exterior de El Corte Inglés, llegando a lograr presencia en una veintena de países. 

No obstante, la facturación procedente del mercado internacional resultaría siempre minoritaria, inferior al 15%. 




18. La creación de Bricor (2006)

En el año 2006 El Corte Inglés continúa con su estrategia de diversificación mediante la puesta en marcha de la cadena de tiendas de bricolaje Bricor. Se trataba de realizar un "spin off" del departamento de bricolaje de sus grandes almacenes hacia tiendas específicas.


Este formato comercial con el tiempo llegaría a abrir más de 70 establecimientos en España y Portugal.

Sin embargo, esta línea de negocio será una en las que más le costaría rentabilizar, pues año tras año generaría pérdidas.  



19. La "época dorada" de El Corte Inglés: un gigante de la distribución que gestiona más de 2.000 establecimientos (años 2000)

La primera década de los años 2000 marca el momento de mayor esplendor de El Corte Inglés, alcanzando la mayor cifra de negocio de su historia en el año 2007 por un valor cercano a los 18.000 millones de euros, y obteniendo unos beneficios que rondaron los 750 millones (un 4% de rentabilidad sobre ventas).


En este época el grupo llega a contar con más de 2.000 establecimientos repartidos por 28 países, la mayoría de ellos ubicados en la Península Ibérica.


En 2009, El Corte Inglés contaba en España con 71 grandes almacenes, 36 hipermercados Hipercor, 187 tiendas de conveniencia Opencor, 83 supermercados Supercor, 400 agencias de Viajes El Corte Inglés, cerca de 200 tiendas Sfera y una treintena de tiendas Bricor.  


En Portugal disponía de otros 2 grandes almacenes El Corte Inglés (Oporto y Lisboa), junto a decenas de tiendas de sus otros formatos comerciales. 

Y más allá de la Península Ibérica la compañía contaba con numerosos puntos de venta (agencias de viajes y tiendas de moda principalmente) en otros 26 países de Europa, América y Asia.


Es la "época dorada" de El Corte Inglés, en la que Isidoro Álvarez sería testigo (y responsable directo) de que la compañía alcanzase sus niveles máximos de facturación y beneficios.


20. Las "debilidades" de El Corte Inglés y las "amenazas" del entorno (años 2000): la millonaria Deuda de 5.000 millones 

Sin embargo -según las voces de algunos analistas- el plan de expansión diseñado e implementado por Isidoro Álvarez, y que había llevado a El Corte Inglés a convertirse en uno de los líderes de la distribución nacional, presentaba algunos puntos débiles que la compañía no supo identificar a tiempo. 


Estas "debilidades" (que no llegarían a ser corregidas) se pondrían de manifiesto años más tarde ante los cambios acontecidos en el nuevo entorno de los años 2000:


1) Excesivo endeudamiento: 

Si la primera parte de la historia de El Corte Inglés (bajo la dirección de Ramón Areces) se había caracterizado por la deuda cero -pues el crecimiento se había logrado exclusivamente mediante la autofinanciación-, bajo el mandato de Isidoro Álvarez la compañía recurriría en buena medida al endeudamiento para financiar su crecimiento.

Préstamos bancarios y sucesivas emisiones de bonos que llegaron a provocar que la deuda global de El Corte Inglés creciera año a año, hasta alcanzar un importe de 5.000 millones de euros en el año 2012, unos niveles inasumibles que llegarían incluso a cuestionar la viabilidad de la compañía.

PONER BALANCES 2007, 2012 Y 2017

Esto provocaría que en ejercicios sucesivos la empresa tuviera que aplicar planes de saneamiento y restructuración de su deuda: ampliaciones de capital (dando entrada a un fondo de inversión de Qatar), emisiones de bonos y acuerdos de refinanciación con acreedores.


2) Falta de diversificación internacional: 

La excesiva dependencia del mercado nacional provocaría que la marcha de El Corte Inglés estuviera íntimamente ligada al consumo del público español, el cual se ha visto afectado de forma negativa por varias crisis en los últimos años. 


La presencia exterior de la compañía se ha limitado a la apertura de agencias de viajes y tiendas de moda, si bien su facturación ha venido representando menos de un 5% de la cifra de negocio total. 

En su momento se plantearon algunos proyectos de implantación exterior (por ejemplo en Italia), si bien estos finalmente fueron cancelados, a diferencia de los principales competidores de El Corte Inglés que se han hecho grandes en buena medida gracias a su proyección internacional.


3) Apostar tarde por el comercio online (excesiva confianza en la durabilidad del modelo de negocio "tradicional"):

Uno de los errores estratégicos más acusados ha sido el de adaptarse demasiado tarde para el comercio online. 


Isidoro Álvarez tenía una excesiva confianza en el modelo de negocio tradicional (ofreciendo atención personalizada a través del comercio en sus tiendas físicas). 

Y a pesar de que El Corte Inglés partía con una posición privilegiada en el mercado español -a través de la cual podría haber liderado la transformación digital del comercio-, su verdadera apuesta por el canal de venta online no llegó hasta que comprobó cómo sus competidores comenzaron a arrebatarle cuota de mercado a través de este canal.


4) Lentitud en la transformación del modelo de negocio y falta de competitividad:

Los nuevos competidores (INDITEX, Mercadona, Amazon, etc.) se mostraban flexibles, rápidos, eficientes y competitivos en el nuevo escenario económico y social.


Lanzamiento constante y rápido de nuevos productos, precios muy competitivos, eficiencia logística y comercial, livianas estructuras de costes... Son factores competitivos clave que ofrecían los modelos de negocio de estos competidores. 

Sin embargo, el "pesado" modelo de El Corte Inglés (con una enorme estructura de personal y elevados costes fijos, con precios elevados, con una falta de adaptación a las demandas del nuevo escenario social, y con cierta lentitud/burocracia en la gestión operaciones y flujos) provocaría que la compañía presentase cierta falta de competitividad.


Este hecho (unido a las crisis) provocaría que años después se plantease la adaptación del modelo de negocio de El Corte Inglés al nuevo escenario competitivo.


21. La crisis económica (2008) y la presión de la competencia: desinversiones y el cambio de modelo de negocio

La expansión de El Corte Inglés se vería frenada en seco a partir del 2008 debido a la crisis económica, ejercicio en el que las ventas comenzarían una trayectoria descendente año a año hasta alcanzar un mínimo de 14.200 millones de euros en el 2013.


Si apenas hacía 5 años la compañía presentaba un notable crecimiento de sus ventas cada año (aspirando a alcanzar el techo de los 20.000 millones de facturación), a finales de la primera década de los 2000, la materialización de las "amenazas" del entorno comenzarían a hacer evidentes las "debilidades" de la compañía:   


(1) La contracción del consumo (como consecuencia de la duradera crisis financiera en España) provocaría una fuerte caída de sus ventas, consecuencia de la gran dependencia de El Corte Inglés del mercado nacional (en el cual venía obteniendo más del 85% de sus ventas). 


(2) La creciente presión de la competencia (con cadenas como INDITEX o H&M que año tras año le "robaban" cuota de mercado a nivel textil, Mercadona LIDL hacían lo propio a nivel alimentario, o Amazon en el caso del comercio online), acentuaría un descenso de su facturación.


(3) A mayores, algunos centros aperturados años antes no están ofreciendo la rentabilidad esperada. No solo eso, sino que varios de ellos generaban números rojos. Fueron inversiones de alguna manera "fallidas" que complicaban aún más la situación financiera de la compañía.

De hecho, El Corte Inglés acabaría poniendo a la venta varios de estos centros y reconvertiría el modelo comercial de otros (por otro con una estructura de costes más liviana) en un intento por aliviar la presión financiera.

Fue por ejemplo el caso del centro ubicado a las afueras de La Coruña (en el Centro Comercial Marineda City), que tras un proyecto muy ambicioso (el de crear el mayor centro comercial de España), con una inversión millonaria y soportando una elevada estructura de gastos fijos, no logró ni de lejos los objetivos de ventas marcados, y finalmente fue puesto a la venta y reconvertido en outlet.


22. La sucesión de Dimas Gimeno en medio de las "guerras internas" (2014-2018)

En el año 2014 fallece Isidoro Álvarez, siendo nombrado su sobrino Dimas Gimeno Álvarez como nuevo presidente del consejo de administración. 


Gimeno (que además era accionista con un 2,5% del capital) había trabajado en varios departamentos de El Corte Inglés (Compras, Marketing, Gestión de Clientes e Internet) mientras estudiaba la carrera de Económicas, y también había ejercido de director del centro de Oporto. 


Fuente: diario "Expansión".

El sobrino de Isidoro Álvarez estaría al frente de la compañía con la oposición manifiesta de buena parte del consejo de administración (principalmente sus primas Marta y Cristina Álvarez Güil, hijas de Isidoro Álvarez). 

A mayores, una serie de demandas judiciales entre la hermana del fallecido Isidoro Álvarez (María Antonia) y sus sobrinas provocaría una seria de guerras internas con las que Dimas Gimeno tendría que lidiar.


A nivel estratégico y operativo, ante las "debilidades" detectadas (falta de internacionalización, excesivo endeudamiento, falta de presencia en el canal online, falta de competitividad a nivel general) Dimas Gimeno decide aplicar una serie de medidas para relanzar la compañía:


1) Implantación de un plan de optimización de recursos y ahorro de costes. 

Dimas Gimeno tuvo que aplicar las tijeras a buena parte de la pesada estructura de El Corte Inglés. 

Esto supuso en muchos casos la realización de varias desinversiones, las cuales pasaron por el cierre de algunos grandes almacenes deficitarios y de las tiendas menos rentables. 

De esta forma, el grupo llegaría a clausurar una veintena de grandes almacenes El Corte Inglés entre 2010 y 2020 (pasando de disponer con cerca de 100 grandes almacenes a apenas 81 en esa década), así como media docena de hipermercados Hipercor (pasando de 43 a 37).  

En otros casos se optó por la transformación o clausura definitiva de algunos de sus formatos comerciales. 


Fue el caso de su red de "tiendas 24 horas" Opencor, la cual (tras años de cuantiosas pérdidas) fue reconvertida en supermercados de proximidad (un concepto comercial más familiar para el consumidor español) de la marca Supercor en el año 2016. 


El formato de "tiendas de conveniencia" que ofrecían un amplio horario comercial con precios primados (más caros que la media) no acabó de cuajar, motivo por el cual se decidió su transformación a supermercados tradicionales.   


Otra línea de negocio clausurada fue la encargada de explotar las tiendas especializadas en telecomunicaciones Telecor que echó el cierre en el año 2018. 


Telecor llegó a explotar un total de 250 tiendas en el año 2012, si bien ante los números rojos acumulados fue desprendiéndose gradualmente de establecimientos (contabilizando apenas 90 en 2014) y clausurándolas todas cuatro años después.


A mayores, la compañía llevaría a cabo su reorganización societaria y la simplificación de su estructura mediante la fusión de varias de sus empresas filiales y líneas de negocio.


2) Venta de activos y líneas de negocio.

Otra de las medidas adoptadas fue la venta de varios inmuebles no estratégicos, así como el traspaso de algunas líneas de negocio.

Fue el caso de la venta del 51% del capital de la filial financiera (Financiera El Corte Inglés) al Banco Santander en el año 2015 (y que continuaría en 2018 con la venta del 100% de su filial informática, y en 2022 con la venta del 50,01% del negocio de Seguros El Corte Inglés a Mutua Madrileña).
 

3) Reducción de la Deuda: saneamiento y recapitalización del balance.

Dimas Gimeno fue partidario no solo de la reducción de endeudamiento, sino de la búsqueda de nuevas vías de financiación para el grupo. 


a) Emisión de bonos: 600 millones.

Gimeno implantó medidas por primera vez en la historia de El Corte Inglés como fue su salida al mercado de capitales mediante la emisión de bonos (en enero de 2015 se realizaron dos emisiones por valor de 600 millones de euros).


b) Renegociación de la deuda.

A mayores, los responsables financieros de la compañía iniciaron negociaciones con la banca acreedora para mejorar las condiciones y vencimientos de sus préstamos. 


c) Ampliación de capital, dando entrada del fondo de inversión de Qatar (10% del capital): 1.000 millones. 

En 2015, y por primera vez en su historia, El Corte Inglés decide abrir su accionariado a inversores ajenos a las familias fundadoras de la empresa, dando entrada al jeque árabe Hamad Bin Jassim Bim Jaber Al Thani (Qatar Investment Authority -QIA-) que adquiere el 10% del capital por un importe de 1.000 millones de euros.


De esta forma, la compañía lograría una inyección de 1.000 millones de euros, y el fondo de inversión QIA lograría un asiento en el consejo de administración de la principal cadena de grandes almacenes de Europa, convirtiéndose además en el segundo mayor accionista de El Corte Inglés, tras la Fundación Ramón Areces que ostentaba un 35%.

QIA es un importante fondo, con inversiones en empresas como Iberdrola, IAG o Walt Disney entre otras. 

Años después su participación ascendería hasta el 11% del capital (un 1% más) debido al incumplimiento de objetivos de rentabilidad y ventas por parte de El Corte Inglés. los cuales habían sido firmados a la ampliación de capital como condicionante para la entrada de QIA


d) Resultado de las medidas: reducción del endeudamiento. 

Gracias a todas estas medidas de saneamiento, restructuración e inyección de capital, la deuda de El Corte Inglés pasaría de los 5.000 millones de euros que figuraba en su balance en el año 2013 a los 2.089 millones en 2015.

GRÁFICO REDUCCIÓN DEUDA


4) Rediseño del modelo de negocio para hacerlo más competitivo: decidida apuesta por el comercio online.

La nueva situación económica y social de los años 2000 obligaría a la compañía a realizar cambios en su oferta comercial (incluyendo la política de precios de venta -PVPs- que eran percibidos como "poco competitivos"), así como en la forma de desarrollar su actividad, revisando sus canales y formatos de venta.


Uno de los cambios aplicados a nivel comercial fue por ejemplo la creación de una nueva marca blanca "Aliada", la cual conviviría en sus lineales con la marca "El Corte Inglés", pero ofreciendo precios más competitivos. 


Y es que buena parte del público español (afectado por los efectos de la crisis económica) demandaba mayoritariamente "marcas blancas" más económicas.  


Otro de los grandes cambios estratégicos fue la decidida apuesta por el comercio online, para lo cual se aprueban inversiones millonarias en varios almacenes logísticos. Se renueva la interfaz y los procesos de las tiendas online del grupo, haciendo que éstas resultasen más sencillas, rápidas y competitivas, y se incorporan nuevos productos a su canal de venta online.


A mayores, El Corte Inglés (consciente de su desconexión con la clientela más joven) pondría en marcha varias medidas para intentar rejuvenecer su público.

Con todas las medidas aplicadas (en paralelo a la recuperación económica de España), la cifra de negocio y los beneficios de la compañía vuelven a crecer sensiblemente entre los ejercicios 2014 (14.600 millones) y 2018 (llegando a cerca de 16.000 millones).  


En el año 2016, en pleno proceso de transformación, El Corte Inglés celebra su 75 aniversario.


Como consecuencia de las "guerras internas" y de la falta de apoyo por una parte del consejo de administración, Dimas Gimeno sería finalmente destituido en el año 2018. 


23. La efímera presidencia de Jesús Nuno de la Rosa: El Corte Inglés emite bonos por 690 millones (2018)

Tras la salida de Gimeno, Jesús Nuno de la Rosa es nombrado nuevo presidente del grupo, asumiendo la dirección general.

Nuno de la Rosa contaba también con una dilatada experiencia dentro de El Corte Inglés (había sido director de Viajes El Corte Inglés) y era miembro del consejo de administración desde hacía años.


Durante el mandato de Nuno de la Rosa se ejecutaría una nueva emisión de bonos por valor de 690 millones de euros, con un plazo de amortización de 5 años (2024) y un tipo de interés del 3%.

A mayores, se formalizaría la venta de la filial de informática de El Corte Inglés por un importe de 400 millones de euros, además de nuevos activos y edificios.


Fuente: "Faro de Vigo".

Apenas estaría 1 año como máximo responsable ejecutivo, presentando su salida voluntaria en 2019 cuando Marta Álvarez sería nombrada nueva presidenta.


24. La etapa de Marta Álvarez (2019): saneamiento y decidida apuesta por el comercio online (2020)

En el año 2019, y tras una convulsa etapa de cambios en la dirección, Marta Álvarez (hija del fallecido Isidoro Álvarez) asume la presidencia del grupo.


Álvarez continuaría las políticas de (1) saneamiento, reducción de deuda y recapitalización a nivel financiero, y (2) mejora de la competitividad y transformación del modelo de negocio a nivel estratégico y comercial, y que estaban permitiendo mejorar los resultados de la compañía.

 
El plan de saneamiento contemplaba la venta de 11 establecimientos comerciales y grandes almacenes, 3 inmuebles de oficinas en Madrid y 16 suelos urbanos, en desarrollo o rústicos con 228.000 metros cuadrados.


A mayores, en año 2020 tendría que hacer frente a la mayor crisis de la compañía en toda su historia: la derivada del coronavirus y sus fatales efectos económicos.

Sin duda el coronavirus aceleró también los planes de potenciación del comercio online de El Corte Inglés

En el año 2020 se hacen grandes avances en este sentido con el objetivo de plantar cara a la competencia de Amazon:

a) Rediseño de su red logística, compuesta por sus 3 plataformas centrales y sus 90 grandes almacenes, los cuales se han reconvertido en auténticos "hub logísticos". 

El Corte Inglés viene invirtiendo decenas de millones en la reforma y adaptación de sus almacenes y establecimientos para su adaptación al comercio online. De hecho, en 2019 la inversión alcanzó los 344 millones. 

Por ejemplo, la empresa ha implantado la tecnología RFID que permite la identificación de las mercaderías por radiofrecuencia.

b) Unificación de su inventario teniéndolo bajo control en tiempo real, maximizando así su eficiencia e incrementando su competitividad (siendo capaces de acortar los tiempos de entrega al cliente). 

c) Aprovechamiento de su gran capilaridad: El Corte Inglés cuenta con cerca de 2.000 establecimientos, por lo que el 82% de los españoles cuenta con una tienda de la empresa a menos de 40 minutos en coche.

d) Puesta en marcha de nuevos servicios online, como son el caso de las recogidas en cualquier tienda del grupo (servicios "Click&Collect" y "Clic&Car"), o el lanzamiento de una app con tarifa plana que trata de revolucionar la forma de comprar.

Como resultado El Corte Inglés se ha convertido en la segunda mayor tienda online de España (solo por detrás de Amazon), alcanzando una facturación a través de este canal cercana a los 1.000 millones de euros (año 2019).

Gracias a esta firme apuesta por el comercio online, durante los peores meses del confinamiento (2020), una buena parte de las ventas que dejaron de hacer las tiendas pudieron recuperarse a través de su plataforma online. 


25. El grave impacto de la "crisis covid": El Corte Inglés incurre en unas pérdidas récord de 3.000 millones (2020-2021) 

El Corte Inglés fue sin duda una de las empresas españolas más afectadas por la crisis covid


Con una pesada estructura de gastos fijos que mantener (a pesar de acogerse a ERTEs y aprovechar las escasas -casi inexistentes- medidas de choque aprobadas por el Gobierno Español para apoyar la supervivencia de empresas), la caída de los ingresos fue de tal magnitud que en los peores meses de la pandemia ésta superó el 80%. 

De hecho, la cifra de negocio lograda en el ejercicio 2020 fue de 10.432 millones de euros (una caída del 32% con respecto al ejercicio anterior), generando unas pérdidas récord cercanas a los -3.000 millones (un -28% de rentabilidad negativa).


Otras de las medidas de contingencia que tuvo que adoptar la empresa para superar la crisis covid (al igual que la mayoría de empresas) fue la solicitud de créditos ICO para la obtención de liquidez: 320 millones a los que accedió en 2020 y que echaron al traste su plan de reducción paulatino del endeudamiento.

La enorme acumulación de pérdidas (que pudo ser asumida gracias a que la compañía contaba en 2020 con unas Reservas superiores a los 8.000 millones de euros, procedentes de la reinversión de beneficios en ejercicios anteriores) y el incremento del endeudamiento obligarían a la empresa a adoptar un nuevo plan de saneamiento y recapitalización. 

Las pérdidas de -2.945 millones de euros declaradas en 2020 se "comerían" en un solo ejercicio el 36% de las Reservas, afectando negativamente al valor del Patrimonio Neto de la compañía. 




26. La época post-pandemia (2022): plan de restructuración, saneamiento y recuperación

Tras el grave impacto de las consecuencias de la crisis covid sobre el balance de El Corte Inglés, las medidas de restructuración y saneamiento son intensificadas:


1) Nueva oleada de venta de grandes almacenes, clausura de tiendas deficitarias y ahorro de costes

En el año 2020 el consejo de administración de El Corte Inglés aprueba un ambicioso plan de restructuración que contempla la clausura, venta o transformación de más de 25 centros de todos sus formatos comerciales.


Así, varios supermercados Supercor, hipermercados Hipercor y tiendas de moda son clausurados, reduciendo el número de establecimientos de todas las cadenas.

Pero sobre todo se anuncia la clausura, venta o transformación de 15 grandes almacenes que no son rentables: Ademuz (Valencia), Albacete, Arroyomolinos (Madrid), Arapiles (Madrid), Can Dragó (Barcelona), Fuengirola, Marbella, Guadalajara, Constitución (Valladolid), Marineda City (La Coruña), Meridiana (Barcelona), Murcia, Sevilla Este, Vista Alegre (Madrid).


Varios de estos centros serían transformados temporalmente en "outlets" (con una estructura de costes más liviana) hasta que se lograse su venta.

Un año antes (en 2019) la empresa ya había vendido dos centros debido a su mal funcionamiento: Los Arcos (Sevilla) y Bahía Sur (Cádiz) por un importe de 37 millones de euros a Castellana Propierties. Y otras tiendas como Oviedo o Barcelona también habían sido clausuradas.

Además de los cierres El Corte Inglés aprobaría la reducción de metros cuadrados en otros 9 centros con el objetivo de ahorrar costes pero con el reto de mantener su facturación: Algeciras, Cartagena, Éibar, El Ejido, Elche, Jerez de la Frontera, Linares, Parquesur (Leganés) y Talavera de la Reina (Toledo).


2) Clausura y/o reconversión de líneas de negocio deficitarias
  • Transformación de algunos centros en outlets. 
  • Conversión de tiendas Sfera en Tiendas El Corte Inglés. 
  • Desaparición del formato Opencor y su conversión en Supercor.
  • Absorción de Hipercor por parte de El Corte Inglés.

3) Venta de más activos y líneas de negocio, recapitalización de la empresa y saneamiento y reducción del endeudamiento

Además de la enajenación de varios inmuebles, el grupo ha formalizado la venta del 50,01% de Seguros El Corte Inglés a Mutua Madrileña. 

A mayores, Marta Álvarez daría entrada a Mutua Madrileña en el accionariado de El Corte Inglés, ofreciéndole un 8% del capital a cambio de una inyección de 1.100 millones de euros, los cuales serían íntegramente destinados a reducir su deuda que en ejercicio fiscal de 2021 había alcanzado los 3.811 millones de euros.

De hecho, de los 1.100 millones ingresados a través de esta ampliación de capital, un total de 1.010 millones servirían para cancelar deuda y mejorar solvencia:

(1) Cancelando anticipadamente la cuantía restante de deuda senior pendiente de amortización (620 millones de euros) relativa a los bonos emitidos en el año 2018 (por un importe total de 690 millones) y que tenía fecha de vencimiento en 2024; 

(2) Cancelando el préstamo ICO contraído en 2020 durante la crisis covid por valor de 320 millones de euros.

De esta forma, el balance de la compañía quedaría con una deuda total de 2.500 millones de euros, el nivel más bajo el los últimos 15 años.  

ACCIONISTAS EL CORTE INGLÉS CON MUTUA MADRILEÑA (AÑO 2022)  

Por otro lado, Viajes El Corte Inglés -especialmente afectada por las restricciones de la pandemia- anunciaría la fusión con su competidora Logitravel con el objetivo de reforzarse tras la crisis covid para así hacer frente a la reciente fusión de Ávoris-Barceló y Globalia

En la nueva joint venture resultante, El Corte Inglés tendría la mayoría del accionariado (en torno a un 80% del capital).


4) Plan de optimización de costes

Se continúa en la línea de recorte de gastos y optimización de la estructura. Se anuncia el despido de trabajadores, la reducción de inventarios, el incremento de la eficiencia operativa, etc.

Fuente: diario Cinco Días.

5) Simplificación de la estructura societaria y fusión de líneas de negocio

Desde 2018, la estructura societaria del grupo El Corte Inglés se somete a una gran simplificación. 

Para ello se fusionan varias empresas filiales organizando de una forma mucho más sencilla las diversas líneas de negocio de la compañía, las cuales pasan de 11 a únicamente 4:

a) Línea de negocio de "retail": engloba todas las actividades de venta minorista. Para ello la sociedad El Corte Inglés, S.A. absorbería a Hipercor, la cual desaparece como empresa filial autónoma.


b) Línea de negocio "Grupo Viajes El Corte Inglés": sigue gestionando el negocio de agencias de viaje.

c) Línea de negocio "Grupo SICOR": que engloba las empresas que prestan servicios auxiliares (seguridad, limpieza, mantenimiento, etc.), compañía puesta en marcha en el año 2020.

d) Otras líneas de negocio.

Pero no todo han sido desinversiones y ahorro: El Corte Inglés anunciaba también en el año 2021 la adquisición de la cadena Sánchez Romero. 


Empresas filiales como Hipercor, S.A. o Supercor, S.A. son absorbidas por El Corte Inglés, S.A. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario