Buscar este blog

¡Te mantenemos informado de las nuevas publicaciones!

Entrada destacada

ARTÍCULOS RECOMENDADOS: pincha aquí para acceder.

Bienvenid@ Una selección mejores artículos del blog MUNDODELAEMPRESA Empresas: BIMBO COMPRA DONUTS-PA...

viernes, 23 de febrero de 2018

EMPRESAS: LA FÓRMULA SECRETA DE LA COCA-COLA



COCA-COLA, EL REFRESCO MÁS FAMOSO DEL MUNDO

Cuando le damos la vuelta a una lata de Coca-Cola para ver sus ingredientes podemos leer: agua carbonatada, azúcar, colorante, cafeína... ¿La fórmula secreta del éxito?

Coca-Cola es la bebida refrescante más famosa del mundo (el 94% de la población mundial conoce la marca), y la receta de su éxito no se encuentra en los ingredientes con los que se formula, sino más bien en su imagen y presentación, o dicho de otra forma, en su marketing.


No en vano la compañía invierte cada año cientos de millones en acciones publicitarias y relacionadas con el marketing, pues la publicidad es sin duda el ingrediente más importante de la receta secreta de la conocida bebida.


De hecho, la marca "Coca-Cola" es año tras año la de mayor valor del mundo según la consultora Interbrand. A continuación hacemos un breve repaso a su historia, y analizamos las claves de su éxito.



1886: EL NACIMIENTO DE LA COCA-COLA EN FARMACIAS

En 1886, el farmacéutico John S. Perbentom desarrolló la fórmula de un jarabe revitalizante para aliviar problemas de digestión y combatir la fatiga. La fórmula inicial estaba compuesta por agua, azúcar, vino, hojas de coca y nuez de cola. De hecho, su nombre comercial proviene de dos de los ingredientes que contenía originalmente.


Comenzó a comercializarlo en su farmacia ("Jabcobs") en Atlanta, e inicialmente vendía unos 9 jarabes al día a un precio de 5 centavos el vaso.

Poco a poco más y más clientes de la farmacia se animaban a probar el nuevo preparado, cuyo sabor y efectos comenzaron a cautivar a todo el vecindario. Perbentom se dio cuenta del gran potencial comercial del jarabe que había desarrollado, y estudió la posibilidad de venderlo no solo a través de su propia farmacia sino ofreciéndoselo también a otras.

Para ello, conjuntamente con su contable (Frank Robinson, que fue además quien ideó la marca "Coca-Cola" y diseñó el conocido logotipo) decidió crear en 1891 la empresa The Coca-Cola Company.


Y de esta forma comenzaron a comercializar el famoso jarabe por las principales farmacias de Atlanta. El primer envase en el que se presentaba la Coca-Cola era una botella cilíndrica de cristal. El producto se comercializaba como un tónico refrescante, revitalizante y muy recomendado contra el cansancio y el dolor de cabeza.

Gradualmente, y ante la aceptación del tónico, nuevas farmacias de Estados Unidos se irían añadiendo a la lista de puntos de venta de Coca-Cola.


LA TRANSFORMACIÓN: DE TÓNICO A REFRESCO, Y EL CAMBIO EN EL CANAL DE DISTRIBUCIÓN

El gran boom del famoso jarabe se produjo cuando se tomó la decisión de incorporarle gas y transformarlo en bebida refrescante (lo cual permitiría acceder a un mercado potencial mucho más grande -el canal de gran consumo y la hostelería- que cuando era presentado como un tónico destinado a la venta en farmacias exclusivamente).


El problema técnico que se planteó para reconvertir el tónico en bebida fue precisamente hacer que el gas se conservara dentro de la botella, pues los tapones tradicionales no eran capaces de mantenerlo. Finalmente, mediante el desarrollo de un tapón con una goma adherida en su cara interior se consiguió superar esta dificultad técnica y mantener el gas.

Inicialmente la bebida se embotellaba y taponaba de forma artesanal en las primeras instalaciones de la compañía en Atlanta. Pero años más tarde se iría sofisticando el sistema de envasado y el formato del producto, cambiando la botella en la que era presentada.


Coca-Cola dio desde el principio una gran importancia a la presentación del producto y a la creación de imagen de marca. De hecho, las primeras botellas de cristal tenían dibujado el logo de Coca-Cola, y las siguientes se presentarían ya con una etiqueta serigrafiada.

La compañía sabiamente invirtió en publicidad y marketing casi desde sus comienzos: bien conocidos son los típicos anuncios "vintage" de los primeros años, el serigrafiado de los camiones de reparto, la decoración exterior de las cajas (packagins), etc. La creación de la imagen de la marca más valiosa del mundo estaba en marcha.


La bebida se fue popularizando en Estados Unidos, y comenzó a venderse ya no solo en farmacias sino también en tiendas de alimentación e incluso algunos establecimientos de hostelería. Poco a poco, y a medida que se iba popularizando, también se fue produciendo un cambio en el canal de distribución, dando el salto de las farmacias a la hostelería y al gran consumo a través de tiendas de alimentación y supermercados.

Los consumidores norteamericanos comenzaban a acostumbrarse a tener en casa botellas de Coca-Cola y esta bebida empezaba a ser un elemento habitual de la cesta de a compra.


En 1897, once años después de su creación, Coca-Cola inicia sus primeras exportaciones, y comienza a comercializarse por primera vez fuera de los Estados Unidos.

La fórmula fue sufriendo diversas modificaciones a lo largo del tiempo, siendo una de las más importantes la sustitución de los 9 miligramos de cocaína -que incialmente contenía cada vaso- por cafeína (manteniendo así su efecto estimulante) o la supresión del vino.


1899: EL NUEVO MODELO DE NEGOCIO DE PARTNERS EMBOTELLADORES

En 1899 el modelo de negocio de la compañía da un cambio radical que condicionará su evolución futura, facilitando su rápido crecimiento y expansión. Se toma la decisión de producir y comercializar la bebida a través de partners externos que actuasen como embotelladores y distribuidores.


Es decir, se plantea algo completamente novedoso desde el punto de vista de la gestión empresarial hasta el momento: la compañía decide externalizar la producción de la bebida refrescante, firmando acuerdos de exclusividad con otras empresas embotelladoras y distribuidoras para que sean ellas las que embotellen y comercialicen el producto en el mercado.


The Coca-Cola Company suministraría el preparado concentrado (con la famosa "fórmula secreta") a los embotelladores, los cuales lo mezclarían con agua y burbujas, y embotellarían. Tras este proceso, los partners se ocuparían también de la distribución hasta los puntos de venta.

De esta forma la compañía no necesitó invertir grandes cantidades de dinero para financiar su expansión. La inversión para la puesta en marcha de las plantas embotelladoras fue asumido por sus partners, y Coca-Cola simplemente les vendía el preparado para fabricar el refresco.


El primer acuerdo con un embotellador externo se firmó con una empresa propiedad de dos abogados de Tenessee: Benjamin F. Thomas y Josheph B. Whitehead. Y en muy pocos años se firmarían multitud de acuerdos con más de 400 embotelladores por Estados Unidos, Canadá, Cuba y Panamá. El crecimiento era imparable.


Con cientos de plantas embotelladoras produciendo la bebida, surgió un problema que confundía al consumidor de Coca-Cola, y es que cada planta empleaba un tipo de botella diferente. Es por ello que en 1915 la empresa convoca un concurso para encontrar un único modelo de botella en el que presentar la bebida. Y el concurso es ganado por el diseñador sueco Alexander Samuelson con la famosa botella "Contour" que todavía es empleada hoy en día.


En la década de los 20, se crea la primera caja de 6 botellas, la cual facilitó su comercialización y transporte. Durante esta década es además cuando Coca-Cola aparece por primera vez en España a través de las primeras exportaciones del famoso refresco a nuestro país.

En los años 40 se lanza al mercado un nuevo envase más resistente que la tradicional botella de vidrio: la lata de metal. Durante esta época la bebida se sigue haciendo más y más popular, empezándose a ver como uno de los iconos de la cultura americana, al ser la bebida que llevaron los soldados norteamericanos para combatir en la Segunda Guerra Mundial.


A partir de 1953 es cuando Coca-Cola se estable definitivamente en España mediante el acuerdo con las embotelladoras Cobega y Casbega para su comercialización por nuestro país.


Nuevos acuerdos con otros embotelladores regionales permitirán que en muy poco tiempo la bebida llegue a millones de puntos de venta y hogares de toda España.

La empresa se expande por todo el mundo, ejecutando una estrategia de diversificación de mercados (penetrando en nuevos países) pero también diversificando su cartera de productos. La familia de refrescos de la compañía crece notablemente con nuevos lanzamientos y nuevas versiones del famoso refresco: Fanta, Tab, Nestea, etc.

En 1962 The Coca-Cola Company debuta en bolsa como forma de financiar su imparable crecimiento mundial. Ese mismo año se produce el lanzamiento de otro de sus productos más exitosos: Sprite.



COCA-COLA ES MARKETING

Como ya hemos comentado, la publicidad y el marketing son los ingredientes del éxito de Coca-Cola, la forma en que la empresa mantiene viva la demanda entre los consumidores y su principal arma competitiva en el mercado.

La empresa invierte cada año cientos de millones en campañas de publicidad, y sus anuncios son auténticas "obras de arte" desde el punto de vista del marketing. A Coca-Cola se le ha atribuido el calificativo de "mago de la publicidad".


Los famosos camiones de Coca-Cola que llegan cada navidad o los osos polares son imágenes clásicas, muy presentes en la mente de los consumidores, y creadas hace décadas por su potente departamento de marketing. Eslóganes como "la chispa de la vida" o "sensación de vivir" han trascendido más allá del mundo publicitario y se han convertido en auténticas expresiones representativas de varias generaciones.


Bien es sabido que el color rojo del traje de Papá Noel se lo otorgó Coca-Cola. De hecho, el color original de este personaje navideño según la tradición era el verde hasta que la empresa de refrescos decidió utilizarlo masivamente en sus campañas publicitarias.

El logo de Coca-Cola es seguramente que el mayor número de reproducciones y presencia tiene por todo el mundo: carteles y rótulos en cafeterías, bares y restaurantes, servilleteros, mobiliario de terrazas, mesas y sillas, manteles, vallas publicitarias, plvs...


El packaging también ha sido otro de los factores más cuidados por la compañía. Una renovación de la imagen exterior de sus productos cada cierto tiempo, el empleo de atractivos diseños, de tiradas especiales en épocas especiales del año, etc. Coca-Cola ha sido siempre muy consciente de la importancia de la presentación del producto en un mercado tan complejo como es el alimentario y de impulso.



LA HISTÓRICA RIVALIDAD CON PEPSI

La rivalidad existente entre Coca-Cola y Pepsi es legendaria. Ésta última fue creada 12 años después del nacimiento de Coca-Cola (en 1898), teniendo que hacer frente a la hegemonía de a primera en el mercado americano.


Pepsi fue lanzada por otro farmacéutico norteamericano, Caleb Bradham, y desde el comienzo ambas compañías fueron competidoras directas. Ambas también le dieron una gran importancia a la inversión en marketing y publicidad, atacando a través de sus campañas a los atributos tradicionales de su competidora (especialmente por parte de Pepsi). De esta forma en la publicidad de Pepsi hemos podido ver ataques al famoso Papá Noel o a los osos polares, imágenes icónicas de la publicidad de Coca-Cola.


La guerra entre ambas compañías alcanzó su punto más álgido en 1975, cuando Pepsi lanzó el llamado "desafío Pepsi" por el cual se realizó una cata ciega de ambas marcas entre consumidores, y en la que supuestamente obtuvo una rotunda victoria. Si bien ambos refrescos de cola son ciertamente parecidos, es cierto que el sabor de Pepsi es ligeramente más dulce que Coca-Cola.

En los 60 Pepsi se fusionó con Frito Lay (fabricante de patatas fritas y todo tipo de snacks) creando la actual Pepsico.


Si bien es cierto que Coca-Cola es el líder mundial en el mercado de refrescos de cola (con una cuota tradicionalmente superior al 40%, frente al 30% de su rival), la cifra de negocio de Pepsico es mayor gracias a su diversificada cartera de productos (refrescos y toda clase de snacks).


COCA-COLA EN LA ACTUALIDAD

La reciente crisis económica y la consiguiente caída del nivel de consumo ha afectado también al líder mundial de los refrescos. De hecho la empresa ha llevado a cabo un profundo plan de reestructuración con gran impacto en España.

En el año 2016, la compañía de Atlanta logró una cifra de negocio de 41.863 millones de dólares, lo que representa un 5% que el año anterior. En cuanto al beneficio neto, este tuvo un valor de 6.527 millones de dólares, un 11% inferior que en 2015.



miércoles, 21 de febrero de 2018

MARKETING: EL LOGO DE REPSOL


LA NUEVA IMAGEN CORPORATIVA DE REPSOL

Repsol, la principal compañía española de hidrocarburos (y una de las más importantes del mundo), llevó a cabo el rediseño de su imagen corporativa el pasado año 2012.

La nueva imagen pretendía mostrar al mundo la nueva etapa en la evolución estratégica de la empresa. Tras la expropiación de YPF, la filial argentina de Repsol, por parte del gobierno de aquel país meses atrás, la compañía tenía la necesidad de rebautizarse y reposicionar su imagen desde el punto de vista del marketing.

(Imágenes obtenidas de Grupo Global Montero rótulos luminosos).

Es por ello que con esta renovación se pone fin al proyecto "Repsol YPF" (el nombre que había venido adoptando la empresa en años anteriores) para cederle de nuevo el protagonismo a la denominación "Repsol".


La renovación, llevada a cabo por la consultora de marcas Interbrand, consistió en una estilización del clásico logotipo, transformando el tradicional imagotipo plano de la compañía en uso desde el año 1996, por otro con efectos 3D y brillos: con más volumen, luz y sensación de movimiento.

El objetivo era el de otorgarle una mayor sensación de dinamismo, vitalidad y optimismo. Mediante la renovación de todo el universo comunicativo de la empresa, se quiso conseguir una marca más moderna, cercana y humana.


Los valores que se han querido asociar a esta nueva imagen son la de una gestión eficiente, moderna, responsable y transparente, la marca de una empresa que suministra una "energía con sentido": emocional, racional y direccional según describe la propia Repsol.

Otros valores que pretende incorporar son el liderazgo, la intensidad, la creatividad y el talento aportado por los recursos humanos que conforman la multinacional.

Respecto a los colores corporativos, estos se mantienen en líneas generales pero con algunos cambios: se introduce el blanco en sustitución del "frío" azul en la banda horizontal del logo, para transmitir de esta forma una nueva etapa de transparencia y cercanía. Los colores naranja y rojo predominantes de la representación del sol y su reflejo en el horizonte se mantienen.


Respecto a la tipografía empleada, ésta se mantiene pero también es estilizada mediante el redondeo de sus esquinas y ángulos. A mayores, la denominación "REPSOL" gana tamaño y presencia en la composición general de la marca.


Todos estos cambios ya han sido implementados desde hace años en las partes más visibles de la compañía: las estaciones de servicio, los camiones de transporte/logística, los folletos y publicidad general, y las diferentes sedes y delegaciones que Repsol tiene por todo el mundo.



LA HISTORIA DEL LOGOTIPO

El origen de Repsol se encuentra en la creación de la histórica CAMPSA (Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, S.A.) en el año 1927 por parte del gobierno de Primo de Rivera. CAMPSA pasaría a formar parte del INI (Instituto Nacional de Industria), que décadas después acabaría siendo parte de Repsol.

CAMPSA tuvo varios logos a lo largo de su historia, si bien el más conocido fue el de la famosa doble "C" desarrollado en 1984 por el diseñador croata Ante Kvessitch (autor de otras conocidas marcas como Chambourcy, Elnett -de L`Oreal-, Alianza Popular, Caja RuralPañalón, Rumasa o Forlasa).


Pero el nombre de "Repsol" no surgiría hasta el año 1951, cuando la empresa REPESA (Refinerías de Petróleos de Escombreras, S.A.), el germen de la actual compañía, lanza al mercado la nueva gama de lubricantes bajo esta denominación.

El "naming" de "Repsol" surgió como un derivado de REPESA: el comienzo del nombre de la compañía + la terminación "sol" (un elemento icónico muy vinculado a la cultura española), dando lugar a una denominación que sonaba bien y era fácil de pronunciar y recordar.

El primer logo de Repsol estaba compuesto por una gran "R" blanca rodeada por los colores azul y rojo. La marca se hizo pronto muy popular a través de sus patrocinios de eventos deportivos, especialmente mediante la aparición en la moto de Ángel Nieto.


No obstante, el embrión del actual grupo Repsol nace en 1981 con la creación del INH (Instituto Nacional de Hidrocarburos), un gran holding que aglutinaba a todas las empresas públicas de los sector del petróleo y gas, entre ellas REPESA y CAMPSA.

Con la adhesión de España a la U.E. se exige que se liberalice el mercado de petróleos, y en 1986 se da entrada al capital privado creándose el grupo Repsol. Para la elección del "naming" del nuevo grupo se realizan estudios de mercado, los cuales concluían que "Campsa" y "Repsol" eran las dos marcas del sector con una mayor notoriedad entre los españoles.

Finalmente la denominación de "Repsol" sería la elegida de forma prioritaria en la arquitectura de marca de la compañía para así bautizar y liderar el nuevo grupo, fundamentalmente debido a su buena sonoridad, y al estar menos asociada que Campsa con el antiguo monopolio.


No obstante, ambas marcas (Repsol y Campsa) convivirían durante años, siguiendo con la estrategia multimarca de la compañía, junto con una tercera: la de la empresa vasca Petronor (Petróleos del Norte), tras convertirse Repsol en el accionista mayoritario también de esta sociedad.

El logotipo de Petronor fue diseñado por José Manuel Sendagorta, y representa a una "P" dentada por una de las torres del Castillo de Muñatones, construcción enclavada al lado de la refinería de la compañía en Muskiz.


Por otro lado, el origen del actual logo de Repsol lo encontramos en el famoso diseño realizado en 1988 por Wolf Ollins, en el cual se ejecutó una interpretación del horizonte donde se dibujaba un sol naranja con su reflejo (en rojo) sobre el mar (la banda azul).


Posteriormente en 1996, el conocido diseñador español Pepe Cruz Novillo realizaría un restyling de la marca, consistente en una simplificación y armonización de las formas, que otorgó más equilibrio e hizo el logo mucho más práctico y comercial.


Con la adquisición de la mayoría de acciones de la petrolera argentina YPF (Yacimientos Petrolíferos Financieros) en 1999, la denominación comercial de la compañía pasaría a ser "Repsol YPF".


Y en 2012, tras los cambios acontecidos en la compañía a nivel estratégico (con la ruptura forzosa con YPF), Repsol presentó su nuevo logotipo tridimensional, con brillos y más estilizado, y que actualmente está en uso. Existen varias versiones del logo y que son empleadas indistintamente: con fondo blanco y con fondo azul.

La estrategia de marca de la compañía ha ido cambiando a lo largo de los años: con anterioridad al año 2000, las tres marcas comerciales (Repsol, Campsa y Petronor) convivían de tal forma que las estaciones de servicio pertenecientes al grupo estaban abanderadas por cualquiera de las tres.

Sin embargo, a partir del 2000 se decide potenciar la marca madre Repsol, rotulando prácticamente todas las estaciones de servicio con su logo y suprimiendo la marca Campsa que actualmente ha desaparecido casi en su totalidad. Respecto a Petronor (y debido a su gran vinculación emocional en la zona norte, especialmente en Euskadi), se decidió dejar un número significativo de gasolineras empleando esta marca.



martes, 20 de febrero de 2018

FINANZAS: ¿QUÉ DESCUENTO OFREZCO A MI CLIENTE? ¿QUÉ DESCUENTO PIDO A MI PROVEEDOR?


LOS TIPOS DE DESCUENTO MÁS COMUNES:

En la negociación con proveedores y clientes entra siempre en juego la posibilidad de acceder/ofrecer algún tipo de descuento a cambio de una contrapartida:

  • Descuentos por pronto pago: se trata de ofrecerle un descuento directo en factura en el precio de venta a nuestro cliente a cambio de acortar el plazo de pago pactado inicialmente. (Por ejemplo, ofrecerle un 3% de descuento a cambio de pagarnos la factura en una semana en lugar de hacerlo a 30 días).
  • Descuentos por pago al contado: se trata de ofrecerle un descuento directo en factura en el precio de venta a nuestro cliente a cambio de que nos pague al momento (al contado, y normalmente antes de realizarle el envío del pedido al cliente), en lugar de hacerlo a plazo (a 15, 30, 45 ó 60 días).
  • Descuento por volumen de compra: se trata de acceder a un descuento en el precio a cambio de comprarle a nuestro proveedor una mayor cantidad. (Por ejemplo, el precio de compra de un pedido de 100 cajas es de 1,5 €/unidad, mientras que si el pedido es de 200 cajas, el precio unitario se queda en 1,2 €/unidad).
  • Rappel (en función del consumo): se trata de ofrecer un descuento a nuestro cliente en el momento en que alcance un determinado nivel de consumo. (Por ejemplo, ofrecerle un descuento del 2% si las ventas que nos efectúe dentro del año superan los 100.000 euros).
  • Ofertas especiales en promociones: 2ª unidad al 50%, oferta 3 x 2, oferta 4 x 3, etc.

A continuación vamos a analizar las implicaciones económicas que supone realizar o acceder a varios tipos de descuento:


1) CUANTIFICAR UN DESCUENTO POR PRONTO PAGO
Ejemplo: 
Nuestra empresa realiza una compra a un proveedor por valor de 200 € cuyo plazo de pago es a 30 días. El proveedor me ofrece un descuento por pronto pago si anticipo ese pago un mes (los 30 días), es decir, si lo pago al contado. El descuento que me ofrece es del 2%. ¿Me compensa acceder al descuento?

-Si pago a 30 días el importe de la compra es de 200 €.
-Si pago al contado y accedo al descuento el importe de la compra es = 200 € - 2% = 196 €, es decir, me ahorro 4 € a cambio de anticipar el pago 30 días.

Para tomar la decisión acerca de si me compensa o no este descuento debo analizar 2 cosas:

1) La situación financiera de la empresa, más concretamente la situación de solvencia a corto plazo (liquidez) que tiene la empresa. Es decir, ¿es conveniente/mi empresa se puede permitir anticipar ese pago? ¿Cómo vamos de tesorería?

2) Comparar el % de descuento que me ofrece mi proveedor con la rentabilidad media del mercado (el tipo de interés medio en ese momento).

Por tanto, siguiendo con el ejemplo: supongamos que nuestra empresa tiene excedente de tesorería mes a mes (no tiene necesidades de liquidez) y que el tipo de interés medio del mercado está en torno al 4,70% anual.

Comparamos entonces el % de descuento con el tipo de interés del mercado:

  • % de descuento = 2% a cambio de anticipar 30 días = 2% mensual = 2% * 12 meses = 24% anual.
  • tipo de interés del mercado = 4,70% anual.
>> Por tanto, acceder a un 2% de descuento por anticipar 30 días el pago supone realmente obtener un descuento del 24% anual! Siempre que la empresa se lo pueda permitir le compensará fijo.

¿Y si el pago fuera a 60 días, y me ofrecen el descuento del 2% por anticiparlos?

En este caso:

  • % de descuento = 2% a cambio de anticipar 60 días = 2% bimensual = 2% * 6 periodos de 2 meses = 12% anual.
  • tipo de interés del mercado = 4,70% anual.

>> Ahora acceder al 2% de descuento por anticipar el pago 60 días supone realmente obtener un descuento del 12% anual. De nuevo parece un buen descuento.




2) CUANTIFICAR UNA OFERTA 3 x 2
Ejemplo: 
Nos ofrecen la siguiente oferta:
-Comprar una unidad de producto sale a 5 €.
-Comprar dos unidades de producto sale a 10 € (5 € cada una).
-Comprar tres unidades de producto sale a 10 € >> accedemos a una oferta 3 x 2
¿Cuál es el descuento real?

El precio unitario final accediendo a la oferta 3x2 es el siguiente = 10 € / 3 uds = 3,33 €/ud frente a los 5 €/ud si compramos el producto sin acceder a la oferta.

El descuento a que hemos accedido con la oferta 3x2 es el siguiente = 5 €/ud - 3,33 €/ud = 1,67 €/ud.
1,67 € / 5 € = 33% de descuento.



3) CUANTIFICAR UNA OFERTA "LA 2a UNIDAD AL 50%"
Ejemplo:
Aprovechando la oferta de un supermercado, con la compra de 2 unidades de un producto en lugar de una, la 2ª unidad nos sale al 50% de descuento. ¿Cuál es el descuento real?

Una unidad de producto nos sale a 5 €.
Si compramos una segunda, ésta nos saldrá al 50% = 2,5 €.

Por tanto, el coste real de comprar las dos unidades es = 5 € + 2,5 € = 7,5 €. Y su coste unitario real es = 7,5 € / 2 uds = 3,25 €/ud frente a los 5 €/ud que costaba sin aprovechar la oferta.

El descuento entonces es = 5 €/ud - 3,25 €/ud = 1,75 € --> 1,75 € / 5 € = 35% de descuento.

jueves, 15 de febrero de 2018

LOS CERDOS DE LA SEXTA Y LA CRISIS DE IMAGEN DE ELPOZO


El reportaje de la polémica: la pocilga de "Salvados".

La reciente emisión del reportaje "Stranger Pigs" por parte de La Sexta en horario de "prime-time" está dando ciertamente de qué hablar. Dicho documento, visualizado dentro del programa "Salvados" (presentado y dirigido por el periodista Jordi Évole) ha sentado como un tiro a toda la industria cárnica del país.

Y no es para menos: las imágenes mostraban unas condiciones de práctica explotación laboral de los trabajadores de una industria cárnica ubicada en Cataluña, así como las deficientes condiciones de salubridad, seguridad alimentaria y maltrato animal dentro de una explotación porcina de Murcia.


Pero cabe preguntarse: ¿Es realmente un reportaje de investigación serio, riguroso y veraz, conocedor a nivel técnico y legal de las características de la industria cárnica? ¿Se muestra una realidad ciertamente preocupante (maltrato animal, falta de higiene y explotación laboral)?

¿O La Sexta ha buscado ideologizar un espacio criticando de nuevo a una gran empresa, ofrecer más espectáculo que rigor periodístico y generar polémica en horario de máxima audiencia? ¿Está ofreciendo una imagen irreal, tendenciosa y morbosa para contentar a su fiel audiencia de izquierdas, utilizando para ello a una industria tan compleja, delicada y sobre la que no se debe opinar a la ligera como es la cárnica, y la cual resulta muy fácil de poner en el disparadero?

En definitiva: ¿Loable denuncia social o lamentable espectáculo tendencioso y politizado?


De entrada ya se han producido las primeras consecuencias: una crisis de imagen sobre la que es la mayor cárnica de España, ElPozo (grupo Fuertes), la cual ha perdido tres cadenas de supermercados (dos en Bélgica y una en Alemania).

En las grabaciones se observa el interior de una granja porcina que supuestamente es proveedora de la compañía de elaborados cárnicos. Las imágenes son ciertamente impactantes: cerdos en malas condiciones de salubridad, y con toda clase de lesiones y deformaciones en unas instalaciones no muy salubres.

ElPozo ha emitido varios comunicados e informaciones calificando al reportaje de "capcioso" y falto de veracidad, explicando además la existencia de grandes falsedades y de una visión manipulada y sesgada que para nada se corresponde con la realidad. De hecho, la empresa cárnica (junto con otros agentes del sector) han afirmado y tratado de explicar que esa granja no es para nada representativa del estado real de las explotaciones porcinas con las que trabaja habitualmente ElPozo.


Es más, la compañía ha explicado que dicha granja no está destinada a albergar cabezas de porcino para el consumo humano. Sino que justamente se ha grabado dentro de una explotación especial a la cual se envían los cerdos en cuarentena que no cumplen a priori los requisitos mínimos de calidad y/o que necesitan permanecer en observación. ElPozo ha asegurado tajantemente que en ningún caso cualquiera de estos cerdos puede de manera alguna acabar en la cadena de suministro.


Puntos para la reflexión: ¿un programa denuncia o un espectáculo con trasfondo político?

Por otro lado, en este caso de denuncia televisiva en "prime-time" hay varios aspectos que resulta interesante analizar:


En primer lugar, parece bastante claro que las condiciones en las que se encuentran los cerdos (fueran o no para consumo humano) dentro de la granja de la polémica no eran para nada aceptables. De hecho, una de las primeras acciones de ElPozo ha sido la de anunciar que cesaba de forma fulminante su relación comercial con esa explotación.

Otro de los puntos dignos de análisis es el papel supervisor de la administración pública: resulta ciertamente preocupante y llamativo que la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia no fuera conocedora del estado de salubridad en dicha explotación, o que su representante llegase a declarar que "no tenían responsabilidad" sobre esa granja al no ser conocedores de su existencia.


Sin embargo, otro de los aspectos más interesantes es el relativo a la forma y la ejecución de reportaje de Évole: cómo se han grabado las imágenes; qué sensación se ha querido transmitir a la opinión pública; ¿Está justificada y prevalece la denuncia social sobre las consecuencias? ¿Cuál es el objetivo del programa? ¿Son justas las imágenes y valoraciones que se realizan para poder generalizar sobre la situación de todo un sector?

En la parte central del reportaje, Évole se cuela de madrugada -junto con un cámara y un activista ecologista- en la granja porcina de la polémica, y es donde graban las terribles imágenes.

Respecto a este punto, en primer lugar cabe preguntarse si es lícito obtener unas imágenes entrando sin permiso dentro de una propiedad privada, es decir, cometiendo un delito: ¿En este caso el fin justifica los medios?


Las imágenes obtenidas son desde luego incontestables: esa granja no cumple de manera alguna la condiciones mínimas de calidad, seguridad ni trato digno para los animales. Ahora bien. ¿El equipo de La Sexta ha elegido esa explotación de forma intencionada para dar a entender que todo el sector funciona así? ¿Por qué no tomaron grabaciones en otras explotaciones también para elaborar de esta forma un reportaje mucho más completo, justo y riguroso desde el punto de vista periodístico? ¿Se puede tomar el ejemplo de una granja -que según la propia empresa afectada es un módulo especial- como modelo de todas las explotaciones porcinas? ¿Hay algún interés en denostar la imagen de la industria cárnica mostrando una parte como el todo?


A raíz del reportaje y como no podía ser de otra forma, han surgido en redes sociales miles de defensores y detractores de la industria cárnica.

Resulta ciertamente loable y aplaudible el colectivo de personas y ecologistas que defienden a los animales, que luchan para evitar su sufrimiento y tratar de hacer que tengan unas condiciones dignas. Pero en este caso, lo que tratamos de plantear es si realmente el reportaje de La Sexta hace justicia, particularmente con el principal damnificado: ElPozo.


No han sido pocas las voces de trabajadores del sector porcino, conocedores de primera mano de las condiciones de los centros de trabajo (responsables de calidad, auditores, granjeros, responsables de explotaciones, inspectores veterinarios, etc.), que han criticado duramente al programa de La Sexta. Para ello han subido a las redes sociales y han mostrado imágenes reales de las explotaciones en donde trabajan cada día, y que nada tienen que ver con las mostradas en "Salvados".

Y lo peor es que el reportaje de Évole, lejos de hacer una loable denuncia social sobre el sufrimiento animal o la falta de control en algunas explotaciones, presenta -una edición más- un cierto tufillo ideológico con el sesgo típico de La Sexta: al igual que en ediciones anteriores de "Salvados" (donde se ha puesto en el disparadero a grandes empresas como Mercadona, Zara, las compañías eléctricas o las petroleras entre otras) de nuevo se hace un cóctel explosivo mezclando la explotación laboral con el maltrato animal, la falta de higiene y salubridad, el fraude al consumidor, etc. para así obtener una imagen completamente "maligna" de otra de esas grandes empresas capitalistas que explotan al trabajador, se aprovechan y engañan a la sociedad, y que son responsables de todos los males.


De nuevo se presenta al empresario y a las grandes empresas como los enemigos, algo tremendamente nefasto para una sociedad como la española (especialmente para los jóvenes) que lo que necesita para evolucionar y avanzar es precisamente fomentar un mayor emprendimiento y dinamizar su sector privado.

ElPozo ha sido por el momento la mayor perjudicada, al poner en entredicho su reputación e imagen, habiendo perdido ya sus primeros clientes en el extranjero. Por el momento, parece ser que la compañía cárnica (que es además la mayor empresa industrial de la Región de Murcia) mantiene sus compromisos publicitarios con el grupo Atresmedia, propietaria de La Sexta. Recordemos que ElPozo es uno de los anunciantes que mayor dinero invierte a nivel nacional en campañas televisivas, siendo un tradicional cliente de La Sexta entre otras cadenas.


Y tampoco ha trascendido si la empresa cárnica piensa emprender acciones legales contra la cadena de Atresmedia, hecho que por otro lado no sería nada extraño dada la magnitud del conflicto. Por el momento ElPozo se ha limitado a manifestar su versión de los hechos, a corregir las supuestas falsedades y los errores detectados, y a continuar trabajando.

En conclusión, si bien es indefendible el estado en que se encontraba la granja del reportaje y lo mejor que puede hacer ElPozo es precisamente lo que ha hecho: anunciar la cancelación de su contrato con esa granja, el hecho de mostrar en televisión el estado de una explotación que para nada representa la realidad del sector no contribuye a mejorar la sociedad ni es periodismo "útil" para nada, sino más bien todo lo contrario.


Una cosa -muy loable por cierto- es denunciar una injusticia o mala praxis, pero otra muy diferente es hacerlo de forma poco rigurosa con el único objetivo de ganar audiencia, tergiversando y engañando para cargarse de razón y así contentar a su target de ideología más de izquierdas.

No todo vale en la lucha por la audiencia, y los medios de comunicación deberían ser mucho más conscientes de las repercusiones de lo que emiten; y mucho más cuando uno juega -cogiendo una parte para representar el todo- con la imagen de una industria cuya mayoría de explotaciones cumplen la legislación y pasan los estrictos controles veterinarios a los que están sometidas. Un sector que en su mayoría genera miles de puestos de trabajo de forma ética, legal y segura.

Seguramente Évole no se ha parado a pensar que cada cliente que pierda ElPozo (de forma inmerecida), supondrá decenas de puestos de trabajo que desaparecerán, si bien es posible que todos estos puedan acercarse a la puerta de La Sexta a pedir allí trabajo.