Buscar este blog

¡Te mantenemos informado de las nuevas publicaciones!

Entrada destacada

ARTÍCULOS RECOMENDADOS: pincha aquí para acceder.

Bienvenid@ Una selección mejores artículos del blog MUNDODELAEMPRESA Empresas: BIMBO COMPRA DONUTS-PA...

miércoles, 5 de septiembre de 2012

EMPRESAS: Bimba & Lola, Selmark, El Niño, Naffta... Grandes marcas textiles de Vigo

Vigo está de moda


Vigo es tradicionalmente conocida a nivel empresarial por su industria automovilística y por el sector de productos del mar (procesado de pescado, productos congelados del mar, precocinados y platos preparados... así como la industria conservera y auxiliares). Sin embargo, hay otros sectores pujantes -y quizás menos conocidos- como es el textil, que se han convertido en auténticos pilares económicos.

No en vano, la ciudad olívica ha visto nacer a grandes imperios de la moda (tanto de ropa personal, como es el caso de Bimba & Lola, Selmark, El Secreto del Mar, Naffta, Pili Carrera, Oki Coki-Rotelpa..., como en ropa para el hogar, como por ejemplo el grupo Pórtico Madarina Home), con marcas de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional. La ciudad acoge actualmente a uno de los parques tecnológicos del sector textil más importantes y avanzados de España: Texvigo, fruto de la asociación y cooperación de más del 80% del total de empresas textiles del área viguesa.

A continuación se ofrece un repaso breve a la historia de algunas de las empresas más características del sector, intentando desgranar gran parte de las claves de su éxito:

BIMBA Y LOLA: Explotar un segmento no cubierto suficientemente: el semilujo

Bimba & Lola fue fundada en 2.006 por María y Uxía Domínguez, jóvenes diseñadoras de moda e hijas de Jesús Domínguez, hermano de Adolfo Domínguez y uno de los socios-fundadores de la conocida cadena de moda que lleva su nombre. El proyecto contemplaba la creación de una empresa dedicada al diseño, distribución y venta de ropa y accesorios de mujer a través de una cadena de tiendas.

Jesús Domínguez se involucró en el proyecto de sus hijas al 100% hasta el punto de pedir una excedencia durante 1 año en Sociedad Textil Lonia, S.A., la empresa donde trabajaba y que es la tercera mayor compañía de confección de Galicia (vinculada a las firmas Purificación García y Carolina Herrera).

Finalmente, con una inversión inicial de 15 millones de euros, en 2006 nace Bimba & Lola, con sede en Vigo, y abriendo su primera tienda en Bilbao.


El crecimiento de la compañía ha sido espectacular: si en 2006 la empresa abre su primer establecimiento, tan solo dos años después Bimba & Lola contaba ya con 70 tiendas repartidas por toda España, convirtiéndose en la empresa española de confección de más rápido crecimiento. El ritmo de aperturas ha sido frenético a lo largo de los últimos 5 años. En 2012 la firma gallega cuenta con más de 110 tiendas localizadas en 28 países, y espera alcanzar una facturación en torno a 60 millones de euros.

Una de las claves de su éxito ha sido la de orientar su negocio hacia un segmento de mercado que no estaba suficientemente cubierto: el del semilujo. De esta forma, las tiendas de Bimba & Lola se encuentran a medio camino entre las de las grandes cadenas de moda y las tiendas de lujo. Los locales presentan una atmósfera de exquisitez y lujo, y siempre se localizan en las calles céntricas y transitadas de las ciudades o en centros comerciales, lo que facilita la consecución de una alta rotación y por tanto el éxito del punto de venta.

El target al que se dirige la firma viguesa está compuesto fundamentalmente por mujeres jóvenes (de entre 25 y 45 años) con un poder adquisitivo medio-alto, que demanda moda y últimas tendencias, y que puede gastarse una gran cantidad de dinero en prendas de lujo, y al mismo tiempo busca complementos mucho más económicos. Por tanto, la horquilla de precios presentada en las tiendas es muy amplia: desde bolsos a 20 euros, hasta abrigos de 1.400. Quizás parte del éxito de la cadena se explique al saber adaptarse a la "bipolaridad" de la nueva demanda del siglo XXI: aquellos consumidores que demandan ahorrar todo lo posible en un determinado producto (como es el caso de un billete de avión o un pequeño complemento) y están dispuestos a "derrochar" en otro (como puede ser un abrigo).

Una vez comprobado el éxito de la propuesta, el crecimiento y las aperturas de nuevos puntos de venta se convirtieron en objetivos estratégicos: para ello se llevó a cabo un ambicioso plan de expansión basado en la apertura de tiendas propias y franquiciadas (aproximadamente al 50%), tanto a nivel nacional como internacional.

El propio grupo Inditex, viendo la evolución de Bimba & Lola y las grandes posibilidades de este segmento en el que aun no se había introducido, decidió pelear por él mediante el lanzamiento de su cadena Uterqüe, orientada exactamente al mismo público y presentando el mismo concepto.

Ofrecer una amplia variedad en los complementos comercializados en sus tiendas es otra de las características que han contribuido sin duda al éxito del formato del negocio. A mayor variedad, más fácil es dar con los gustos de los consumidores, mayor consumo y rotación se genera, y por tanto mayores ventas se obtienen. El producto estrella de la firma son los bolsos, que aportan un 34% de la facturación total, y de los que se comercializan una enorme tipología: desde bolsos clásicos hasta bisutería étnica, pasando por prendas con bordados.

Diseño de moda actual y calidad: Bimba & Lola cuenta con un gran y joven equipo de diseñadores -con una edad media de 30 años- que es asesorado por su propia red de caza-tendencias, los cuales recorren el mundo tratando de captar los gustos y las preferencias de las mujeres urbanas y cosmopolitas.

Parece ser que la experiencia acumulada por las sobrinas de Adolfo Domínguez en Sociedad Textil Lonia, y el acceso a fuentes de financiación han sido otros dos factores clave en el desarrollo de esta compañía.

Una curiosidad: el nombre de Bimba & Lola proviene de los nombres de los perros de las propietarias que por cierto son galgos; y de ahí el conocido logo.


SELMARK: Introducir el diseño y la moda también en la ropa interior

Selmark es la firma de lencería y ropa íntima femenina líder en España. Fue fundada en el año 1.972 en Vigo por D. Amador J. Pérez, un antiguo representante comercial de la empresa Galletas Artiach y de la  firma de lencería Dorian, quien decidió poner en marcha su propio taller de confección especializado en la elaboración de prendas íntimas de diseño y calidad al percatarse de un vacío en el mercado.

Hasta ese momento, la ropa interior femenina se basaba exclusivamente en la funcionalidad, descuidando la estética. Selmark fue la primera empresa en introducir la moda como tal en el mercado mercado español de corsetería, y el éxito fue inmediato.


Antes de poner en marcha su propio taller textil, D. Amador junto con su hermano (antiguo representante comercial también de una firma de lencería) subcontrataba la producción de las prendas a pequeños talleres. La clave: aplicando su conocimiento del mercado de la lencería, tomaban el diseño de las prendas de las marcas de las que habían sido representantes y las mejoraban. Y dieron en el clavo, pues hasta las propias marcas para las que habían trabajado empezaron a copiarles los diseños. Fue en ese momento en el que decidieron invertir en fabricar sus propias prendas.

En los 70 la empresa inaugura sus instalaciones productivas en una nave de 2.000 metros cuadrados, con maquinaria variada y gran versatilidad productiva. D. Amador aplicó su experiencia y todos los conocimientos adquiridos en diferentes ámbitos de la gestión empresarial (comercial, logística, producción...) de su trabajo como representante comercial en Dorian y Artiach.

En 1.984 la empresa firma un acuerdo de producción y comercialización de las prendas de la marca Nina Ricci, permitiéndole acceder al segmento de lencería medio-alto.

En los 90 la empresa da el salto internacional, ampliando la fábrica hasta 5.000 metros cuadrados.

La empresa tiene en la actualidad centros de producción en España, Portugal y Túnez, una plantilla de 400 empleados, y su facturación se sitúa en torno a los 30 millones de euros, si bien en los últimos años se está viendo bastante afectada por la crisis.


EL SECRETO DEL MAR: Poner de moda una marca icónica

Hay pocas marcas que han conseguido lo que ha ha hecho "El Niño", la enseña de moda surfera que se ha convertido en un fenómeno comercial y social, y todo ello sin haber invertido un euro en publicidad.

El origen de esta empresa se encuentra en 2 lugares de España tan distantes como son Tarifa y Vigo. En 1999 el austriaco Herbert Newman, apasionado surfista, se unió a un suizo y a un español para poner en marcha en Tarifa (Cádiz) una tienda de moda surfera llamada "El Niño". La denominación de la marca proviene por cierto del nombre que se le da al viento que sopla en Tarifa. La inversión inicial para poner en marcha el negocio rondó los 18.000 euros.

"El Niño" ofrece productos destinados a gente surfera y playera, centrándose en un target joven y dinámico, pero posiblemente más amplio que las otras marcas de moda surfera de referencia (RipCurl y Quiksilver). Su ropa presenta colores ácidos y vivos, con un estilo fresco, sport y casual, con una línea moderna y sencilla, inspiración en motivos surferos, y las prendas están elaboradas con tejidos de calidad. El formato de la tienda y la moda que en ella se ofrecía fue todo un éxito, tanto los surferos profesionales como la gente que veraneaba en Tarifa (desde niños a adultos) empezaron a vestir la marca del fantasma y a llevarla por otros rincones del país. De esta forma, "El Niño" empezó a ser conocida y demandada por otras zonas de España y el negocio fue creciendo más allá del primer punto de venta. De hecho, pronto comenzaron a comercializar sus prendas a partir de siete franquicias con un total de 37 puntos de venta repartidos por toda España.

Sin embargo, el boom definitivo se produjo cuando a María Jesús, actual mujer de Herbert y antigua dependienta de la tienda, se le ocurrió incluir la marca indirectamente en televisión. Es decir, conseguir publicidad gratuita logrando que personajes famosos vistieran prendas de "El Niño". Aprovechando algún contacto personal consiguieron que el periodista Miguel Temprano la llevase en varias apariciones en televisión. También en programas como "El Informal" o "Club Disney", y el éxito fue inmediato. La demanda se disparó hasta cotas inabarcables para ellos.


(La curiosa sede de El Secreto del Mar en Coruxo (Vigo), muy próxima las playas de la ciudad y que trata de emular a la tienda original de Tarifa).

Es en este momento donde entra en juego El Secreto del Mar, cuyos propietarios son el empresario vigués y actual conselleiro de economía de la Xunta de Galicia, Javier Guerra, y su socio Juan Costas, ambos procedentes del mundo del comercio y representación de prendas textiles deportivas (y buenos conocedores del sector). Ante la falta de capacidad de la tienda de Tarifa para atender a la enorme demanda que se avecinaba, Herbert y sus socios llegaron a un acuerdo en agosto de 2002 con El Secreto del Mar para licenciar la marca "El Niño", de tal forma que sería la empresa viguesa la encargada a partir de ahora de diseñar, producir y comercializar las prendas. Es decir, la tienda de Tarifa simplemente se encargaría de explotar la imagen de marca, mientras que todo el trabajo lo realizaría El Secreto del Mar.

La empresa gallega decidió subcontratar la producción de las prendas en una fábrica en Portugal (externalizar costes fijos) y asumir el diseño y la comercialización (las partes del proceso que generan valor). Se consiguen los primeros acuerdos comerciales para su distribución a gran escala por toda España. Luego Portugal y más tarde Italia. "El Niño" comienza a posicionarse como la marca de moda surfwear líder de la Península Ibérica.

En su primer ejercicio, la compañía facturó 325.000 euros. Cinco años después la cifra de ventas superó los 31 millones de euros.

NAFFTA: Especializarse en el segmento profesional de ropa deportiva

Naffta nace en 1996 como firma especializada en ropa deportiva para fitness y aerobic. En ese momento existía en España un importante hueco en el mercado de ropa deportiva: el del segmento que demandaba a nivel profesional ropa de calidad y diseño para practicar fitness y aerobic.

De esta forma Naffta asume su misión: suministrar comodidad y diseño al segmento femenino que disfruta con el deporte y la vida sana.


La idea: trasladar las tendencias de la moda a ropa deportiva adaptada a las necesidades estéticas y técnicas de la mujer.